Jennette McCurdy. “El Creador”, el hombre de Nickelodeon que le dio alcohol y la fotografió en bikini

0
22

LOS ÁNGELES.- Mientras Jennette McCurdy hacía reír a millones con sus actuaciones graciosas e irreverentes en iCarly, su vida personal se estaba cayendo a pedazos debido al maltrato que ejercía su madre sobre ella y los abusos de los que era víctima en el set de grabación.

Entre las múltiples revelaciones que hizo en I’m Glad My Mom Died, la actriz señaló que fue víctima de varias situaciones inapropiadas dentro de los sets de Nickelodeon que no debió haber vivido a su corta edad.

Uno de ellos fue el trato que le dio The Creator, un hombre que pertenecía a la producción de iCarly y otros programas juveniles insignia de la televisora y que se cree fue Dan Shneider, aunque no se menciona su nombre.

Jennette afirmó que este hombre la fotografío en bikini sin su consentimiento y le hizo beber alcohol cuando tenía 18 años, momento en su vida en el que protagonizaba iCarly como Sam Puckett.

“Toda mi infancia y adolescencia fueron muy explotadas”, le dijo a The New York Times en una entrevista antes del lanzamiento del libro.

“Todavía me da una reacción en mi sistema nervioso para decirlo. Hubo casos en los que las personas tenían las mejores intenciones y tal vez no sabían lo que estaban haciendo. Y también casos en los que sabían exactamente lo que estaban haciendo”.

Sin decir nombres, Jennette escribió en sus memorias que “una figura intimidante” la animó a beber licor.

“Nunca antes había bebido alcohol. Y sólo tengo 18 años. ¿No podría meterme en problemas?”, preguntó en su momento.

“Nadie está mirando, Jennette. Estás bien”, le contestó The Creator.

“Los niños de ‘Victorious’ se emborrachan juntos todo el tiempo. Los niños de ‘iCarly’ son tan sanos. Necesitamos darles un poco de ventaja”.

McCurdy recordó que el hombre le dio una bebida similar al whisky mezclado con café y crema y que le ordenó tomarla de “un sorbo”.

“El Creador me pasa su vaso y tomo un sorbo. Lo odio”, describió la actriz. Según contó, trató de mentir diciendo que le había gustado, pero el hombre se dio cuenta y le dijo que no mintiera.

“El Creador se ríe, lo he hecho bien, lo he complacido. Misión cumplida. Es la misma misión que tengo cada vez que ceno con él, que se ha vuelto más y más frecuente últimamente a medida que se está resolviendo mi nuevo contrato para el spin-off que me prometió”, recordó.

Los encuentros en los que le hacía beber alcohol fueron cada vez más frecuentes debido a que se encontraba en medio de las negociaciones de su propia serie, Sam & Cat junto a Ariana Grande.

Por lo general esos encuentros sucedían en la cena, donde Jennette se atiborraba de comida para controlar sus emociones e incomodidad y luego se sentía culpable por comer tanto.

En una de las cenas, el hombre se acercó a ella mientras comentaba sobre el proyecto derivado y le tocó la rodilla sin autorización. McCurdy recordó que ese toque le provocó escalofríos y que él se dio cuenta, le preguntó si tenía frío y luego la cubrió con su abrigo.

Mientras se lo colocaba sobre los hombros, The Creator le dio palmadas en los hombros que se convirtieron en masajes, que más que relajarla, la pusieron tensa y en alerta, pero no pudo detenerlo porque tenía miedo de que se ofendiera.

“El Creador está haciendo lo que escuché de mis coprotagonistas que hace con cada nueva estrella de un programa que está haciendo: te toma bajo su ala”, señaló. “Eres su favorito. Por ahora. Me gusta ser su favorito por ahora. Siento que estoy haciendo algo bien”.

Además de orillarla a beber alcohol siendo menor de edad, El Creador la fotografió varias veces en bikini con el pretexto de que hacía pruebas de imagen.

En su relato, la actriz, de 30 años, dijo que su madre Debra estaba al tanto de los comportamientos inapropiados del personal de Nickelodeon y que no hizo nada al respecto para cuidarla.

Cuando trataba de levantar la voz ante los abusos, su madre y El Creador la convencían de estar conforme con lo que tenía y la fama en la que estaba inmersa diciéndole que “todos quieren lo que tienes”.

Incluso destacó que a su madre sólo le importaba que trabajara y le diera dinero. En un fragmento del libro describió que su madre le mandaba mensajes llamándola “puta” y “monstruo feo” pidiéndole dinero para comprar cosas de la casa como un refrigerador.

Asimismo, al terminar el programa derivado de iCarly, Sam & Cat, la producción le ofreció 300 mil dólares para que nunca hablara sobre estas experiencias y los abusos que sufrió desde pequeña.

Dentro del mismo relato dijo que estas situaciones empeoraron su salud mental, la llevaron a agravar su bulimia, pensó en dejarse morir y aumentaron los pensamientos sobre que su vida sería mejor si en ese momento su madre se hubiera muerto.

“Estoy empezando a esperar tener un ataque al corazón debido a la bulimia. Me mortifica decirlo, pero una parte de mí realmente lo desea. Entonces ya no tienes que estar aquí. Mis pensamientos se han vuelto oscuros y dramáticos en las últimas semanas. Y aunque al principio estaba consciente del cambio y me asustó, ya no se siente como un cambio. Simplemente se siente como yo”, dijo.

“Las decepciones en mi vida se acumulan, y con cada decepción excepcional, crece mi miseria. La sola muerte de mi mamá me hubiera quitado todo. Pero, desde entonces

“La pila se ha vuelto más y más grande. No puedo controlar mi bulimia. Se ha apoderado de mí y he dejado de luchar. ¿Cuál es el punto de? Es más fuerte de lo que nunca seré. Es más fácil no luchar contra ello. Es más fácil aceptarlo, abrazarlo, incluso”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!