“Luis Miranda, un huachicolero en SEDESOL”

0
230

No todos los que chiflan son arrieros, esto afirma la vieja sabiduría de los ancianos.Queda muy comprobado al tocar el tema de ese encumbrado político que fue llamado por el gobierno federal a un honorable puesto en la Secretaría de Desarrollo Social por el actual presidente de México allá por el 2016 y cuya vida cotidiana no es otra cosa que toda una gama de lujos, cuando su tarea de mejorar el desarrollo social del país nomás no se ve por ningún lado. En palabras llanas y populares, vive como todo un huachicolero succionando la ubre de su patria.

Todo lo anterior viene a que con todo y que el también abogado priista Luis Enrique Miranda Nava haya sido Alma Mater de la Universidad Isidro Fabela y que sea hijo de Luis Miranda Cardoso, presidente del Tribunal Superior del Estado de México, su error al ofender a la diputada de MORENA tildándola de loca, lo ha colocado en un punto de insensibilidad y de falta de criterio para estar en un sitio político de mucho peso como lo es SEDESOL.

Como ha pasado con muchos otros hombres y mujeres que se han dejado llevar por la codicia al encontrarse en lo más prominente de una posición política, a Luis Miranda se le ha visto en algunas partes del mundo gozando de una vida de placeres en compañía de amigos y familia. Ni qué decir de su asociación con los mejores clubes de golf y otros sitios de elevada categoría.

El ahora poderoso líder que en la teoría debería ser el mejor aliado de los pobres, se ha convertido desde su llamamiento en un racimo de escándalos que van desde personas a su cargo que han defraudado al programa de 65 y más y Oportunidades, hoy Progresa. Las pruebas sobran cuando muchos de los beneficiaros de estos programas son profesionistas que, por cobijo de otros encargados de SEDESOL, son agregados a un padrón de beneficiarios cuando en las calles hay cientos de mexicanos en indiscutible pobreza extrema y que realmente necesitan de este beneficio. Hoy esta secretaría se corrompe cada vez más por sus sucios manejos y que lamentablemente la más perjudicada siempre será la población. El dinero que se maneja dentro de dicha secretaría es mucho y del mismo modo son muchos los huachicoleros del gobierno que chupan lo que le pertenece a los más pobres.

Lo más reciente de Miranda Nava y de sus escándalos que lo colocan como futuro perseguido por prosperidadilegal, son las imágenes que circulan en las redes en las que su hijo mayor, Luis Miranda Saldaña, presume en su cuenta de Instagram relojes catalogados como los más caros del mundo. Hablamos de los relojes AudemarsPiguet, de más de 33 mil dólares y el Royal OakOffShoreDiver, cuyo costo es de 21 mil 273 dólares. Ambos diseños de edición limitada. Tal es el tamaño de la burla Versallesca de los Miranda que hasta este junior ha dado por llamarse a sí mismo como “El Candidato”.

Esa vida disoluta que llevan en la actualidad muchos de nuestros políticos, no es tan diferente a la que llevaba Luis XVI y su esposa María Antonieta de Versalles. Mientras el pueblo moría de hambre a falta de pan, a la primera dama sólo se le ocurrió decir “Qu’ilsmangent de la brioche”, si no tiene pan que coman pasteles.Hoy se cuentan por cientos, entre magistrados, jueces, gobernadores o alcaldes que descarada y literalmente le gritan al pueblo: Si no tienen pan, entonces coman lo que encuentren.

Tal actitud nos hace recordar a esa otra estafadora y vergüenza mexicana llamada Elba Esther Gordillo, una mujer que como Miranda Nava, no escatimaba cuando de su persona se trataba. Nadie desconoce hoy en día que esa mujer que gracias a la justicia mexicana se encuentra recluida en prisión, gustaba de las mejores marcas. Si se trataba de bolsos, elegía las francesas Hermes como Birkin, Kelly entre otras. Si se hablaba de ropa, claro está, Chanel era su consentida y para obtenerlos ni lo dudaba para viajar a las tiendas gringas de Neiman Marcus para consentir a su ego feminista. Si quería verse casual, bueno, para eso estaba la marca Escada, cuyos precios “Populares”  iban entre los cinco y veinte mil pesos por prenda. Según el mito, su closet tenía una colección de más de trecientos zapatos, todos de marcas reconocidas a nivel mundial.

Estar al servicio de la sociedad requiere humildad y un amplio espíritu de servicio. Es despojarse del orgullo y hasta de los zapatos si se quiere ver resultados palpables que evidencien una capacidad para tal puesto. Como ya se dijo al inicio, no todo el que chifla es arriero. Esto último queda evidenciado, como se dijo al inicio, cuando a poco tiempo de haber sido llamado, Miranda Nava se atrevió a ofender a la diputada de MORENA Araceli Damián cuando ésta le dijo que no tenía ni el menor conocimiento sobre lo que era la pobreza alimentaria. Con todo y la disculpa pública que se vio obligado a dar, pues mucho dudamos que haya sido voluntaria, la imagen del hombre quedó tan percudida que hoy en día no se le recuerda más que por su torpeza de agredir en plena cámara de diputados a una mujer. Hoy sabemos que efectivamente la diputada no estaba en error alguno, el evidente enriquecimiento ilícito de este hombre que tarde o temprano saldrá a luz y su torpeza al hablar lo coloca entre aquellos que se creen arrieros en el mundo de la política cuando ni a ganado llegan

Por ahí se dice que debajo del agua mansa está la peor corriente y es verdad cuando a últimas fechas muchos de los que han  gobernado han sido encontrados culpables de tantos delitos como pulgas puede tener un gato. Personajes que tras su apariencia de servicio a la comunidad no había otra cosa que un deseo muy arraigado de apoderarse de lo que le pertenecía al pueblo. Hoy por hoy la ley de Ojo por ojo y Diente por diente es una necesidad cuando ya las leyes se han convertido en códigos muertos y sin efecto. Parece increíble ver en redes sociales a policías delinquiendo y a líderes corruptos burlándose de la población. Que se diga lo que se tenga qué decir, pero que un hombre que ha sido llamado por el pueblo a tomar cierto mandato y que en lugar de devolver beneficios devuelve robos y burlas, eso no merece otra cosa que justicia a mano popular, como lo hicieron otros pueblos en otros tiempos… ¿salvajismo? No, hartazgo al rezago sí, a una evidente y burlesca corrupción a ojos vistos que muchos mexicanos ya no han querido tolerar.

La experiencia nos ha enseñado que freno dorado no mejora el caballo y que el que ha sido enseñado corrupto, corrupto seguirá, aunque tenga que estafar a su propia madre… adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!