Una joven obsesionada con series y libros de crímenes mató a una persona “por curiosidad”

0
99

SEÚL.- Dicen por ahí que llevar tus pasiones al límite no siempre es tan bueno que digamos, sobre todo si ya están afectando a terceros o a las personas que te rodean. Sin embargo, hay casos al respecto que nos dejan con el ojo cuadrado, como la historia de una joven obsesionada con series policiacas mató a una persona “por curiosidad”… no es broma.

Desde hace algunos días, se hizo viral el caso de Jung Yoo-jung, una chica de 23 años originaria de Corea del Sur que siempre estuvo obsesionada con las series de televisión y los libros sobre crímenes reales. Y lamentablemente, esta joven llevó su fanatismo al siguiente pasó, pues pasó de leer y checar los relatos de asesinatos a convertirse en la protagonista de su propia historia.

De acuerdo con medios locales, la joven mató a una persona “por curiosidad”, pero así como sucede en los casos de asesinos seriales y conociendo del tema, planeó muy bien cada uno de sus movimientos. Para que se den una idea de cómo estuvo la cosa, empezó por investigar cómo ocultar un cuerpo.

Según la policía de Busan, Jung Yoo-jung había usado su teléfono y tomado prestados libros de una biblioteca para juntar pistas que la ayudaran a llevar a cabo el delito. Después de esto, la joven usó una aplicación que conecta a padres de familia con tutores privados para encontrar una víctima, haciéndose pasar por la mamá de una chica que se ofrecía a dar clases de inglés.

En dicha aplicación dio con una mujer que le pidió ayuda para que su hijo aprendiera el idioma. Yoo-jung le dijo a la víctima que su hija iría a su casa para una consulta y usando un uniforme escolar, la joven que se hizo pasar por una estudiante. Fue ahí donde llevó a cabo su crimen, pues apuñaló a la madre de familia hasta matarla.

Por supuesto que para ocultar lo que había hecho, la joven compró bolsas de basura y lejía antes de regresar a la casa, donde desmembró a la víctima, colocó algunas partes del cuerpo en una maleta y tomó un taxi hasta el río Nakdong, donde arrojó los restos de la mujer.

Para que pareciera que la víctima había desaparecido, Jung se quedó con el teléfono, la identificación y la cartera de la víctima, intentando cometer un crimen perfecto. Sin embargo, el taxista empezó a sospechar de la actitud de la joven y sin pensarlo dos veces, llamó a la policía, quienes se quedaron con el ojo cuadrado.

Las autoridades de Busan encontraron la ropa manchada de sangre en unas bolsas y el resto del cuerpo mutilado en la casa de Yoo-jung. Cuando las autoridades la interrogaron, la joven en un inicio les dijo a los investigadores que había matado accidentalmente a la víctima en una discusión, pero luego confesó su crimen.

Como era de esperarse, la policía la detuvo y están haciendo las investigaciones necesarias para que Yoo-jung pague por lo que hizo. A pesar de que mató a esa mujer “por curiosidad”, la joven está consciente de su crimen y declaró que realmente lo sentía por la familia de la víctima.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!