Telescopio James Webb de la NASA revela los hielos más profundos y fríos del espacio

0
14

HOUSTON.- Un equipo internacional de astrónomos que utiliza el telescopio espacial James Webb de la NASA exploró la nube molecular de Camaleón I, una región a 500 años luz de la Tierra que actualmente se encuentra en proceso de formación de decenas de estrellas jóvenes, descubriendo los hielos más profundos y fríos que se hayan medido hasta la fecha.

¿Qué encontró el telescopio James Webb en la nube molecular?
De acuerdo con un comunicado de la NASA, gracias a las longitudes de onda infrarroja visibles para el telescopio James Webb, fue posible avistar moléculas de hielo simples como el agua, además de formas congeladas de moléculas como dióxido de carbono, amoníaco, sulfuro de carbonilo, metano y la molécula orgánica compleja más simple, el metanol.

“En esta nube molecular (lugar de nacimiento de estrellas y planetas), los científicos de Webb encontraron una variedad de ingredientes helados. Estas moléculas congeladas, como el dióxido de carbono y el metano, podrían convertirse en componentes básicos de la vida”.
NASA Webb Telescope

¿Cuál es la importancia de este “hielo preestelar”?
Este es el censo más completo hasta la fecha de los ingredientes de los hielos disponibles para la creación de futuras generaciones de estrellas y planetas, antes de que se calienten durante la formación de las estrellas jóvenes, según la información retomada por el Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (MPE) de Garching.

Por otro lado, los investigadores destacan que “si deseamos construir un planeta habitable, los hielos son un­ ingrediente vital”, considerando que los elementos hallados son componentes centrales de las atmósferas planetarias, así como en las siguientes moléculas:

Azúcares
Alcoholes
Aminoácidos simples

Los resultados obtenidos por la observación del telescopio James Webb brindan información etapa química inicial y oscura de la formación de hielo en los granos de polvo interestelar, a partir de los cuales “se forman los planetas en los discos”, según aclara Melissa McClure, astrónoma del Observatorio de Leiden en los Países Bajos.

La especialista también aclara que “las observaciones abren una nueva ventana para conocer las vías de formación de las moléculas simples y complejas necesarias para fabricar los componentes básicos de la vida”, demostrando también que las moléculas complejas se forman en las profundidades heladas de las nubes moleculares antes de que nazcan las estrellas.

¿Qué es el proyecto “Ice Age”?
Las exploraciones del telescopio Webb a las nubes moleculares de la nube molecular Camaleón I forman parte del proyecto “Ice Age”, uno de los 13 programas de Primeras Observaciones Científicas (ERS, por sus siglas en inglés), diseñadas para medir las capacidades de observación de Webb.

El equipo de “Ice Age” ya tiene planificadas otras observaciones y espera rastrear el trayecto de los hielos desde su formación hasta su incorporación en cometas de hielo.
El instrumento de la NASA fue esencial para capturar los hielos profundos de la nube, ya que su “exquisita sensibilidad” permitió detectar la luz estelar bloqueada de fondo e identificar los hielos dentro de la nube molecular. “No habríamos podido observar estos hielos sin Webb”, explicó Klaus Pontoppidan, científico del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial.

¡Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!