La pluma profana de El Markés

0
102

“Activistas a la vista”

En mi pueblo les llaman grilleros, lideresas; en otros, activistas, autodefensas o ambientalistas, sin embargo, llámense como se nombren, son estos los que hacen la punta en todo, quienes terminan, tarde o temprano, defendiendo a la comunidad cuando los responsables de hacerlo le rehúyen.

Y es que pareciera que una de las misiones más importantes que tiene hoy en día, ya no sólo el mexicano en sí, sino el ser humano como tal, es desaparecer a todo aquel que luche en pro de sus semejantes. No, y aunque parezca una aseveración lo bastante absurda, es toda una realidad.

Desde 1964 a la fecha, suman 89,488 personas desaparecidas y no encontradas en México. Ante tan escandalosa suma, por pura obviedad podemos saber la enorme incapacidad que ha tenido el gobierno para darle lucha frontal y exitosa al crimen organizado.

Hasta hoy, suman casi 150 ambientalistas asesinados en tan sólo 15 años. Esto es hablando de ambientalistas, hay otro grupo de personas igualmente atacadas, por ejemplo, activistas que buscan a personas desaparecidas por los cárteles de las drogas.

Hace unos días saltó a los titulares el nombre de Aranza Ramos, una chica sonorense de tan sólo 28 años que tras la desaparición de su esposo, se unió al colectivo Guerreras buscadoras, ya no sólo para encontrar al suyo, sino para apoyar una causa de búsqueda de personas desaparecidas. Tras tomar parte activa en el grupo y abocarse en su labor de rescate, Aranza visitó hospitales, centros de detenciones y hasta el rastreo de terrenos solitarios para buscar incansable muerto o vivo a su esposo. En muy poco tiempo Ramos se convirtió en un estorbo y en una amenaza real para los intereses de los delincuentes.

Hace unos días, sin más ni más, alguien tocó a la puerta de Aranza. Al abrir se topó de golpe con la muerte. La joven mujer, que sólo buscaba el cuerpo de su esposo para darle sepultura, murió asesinada en el umbral de su hogar. El colectivo entonces encendió las luces rojas y salió a la calle a manifestarse. La muerte de la chica fue tan doloroso que alertó ya no sólo a su propio colectivo, también a otros, ayudando a cobrar valor y entusiasmo en su honorable labor. Y es que es triste el hecho de que sea un agrupado el que vaya en busca, ya no sólo de los restos de sus seres queridos, también de los delincuentes. Ha sucedido que un congregado ha logrado dar con asesinos, los cuales son tomados cautivos y que por falta de pruebas o por jueces coludidos con la delincuencia, los liberan.

Nuestras hijas de regreso a casa, es un colectivo, que al igual que el antes mencionado, fue fundado por Norma Andrade y Marisela Ortiz, en Ciudad Juárez, ambas dañadas por la pérdida de sus hijas. La persecución fue una constante para Norma, quien con todo y que se fue a vivir a la Ciudad de México, hasta allá fueron a buscarlas para asesinarla, sin éxito.

México ha sido por año la meca de las empresas extranjeras; es aquí donde han encontrado mano de obra barata, manejable y de carácter lo bastaste dócil. Ha sido entonces el carácter noble del trabajador mexicano, lo que ha traído consigo el que el extranjero quiera abusar de él. Coahuila, por ejemplo, es uno de los estados que más industrias maquiladoras posee. Quien ha laborado en el mundo de la maquila, ya sea de prendas, automotrices, o en la manufactura de cualquier otro producto, el trato hacia los trabajadores muchas veces es denigrante. Los horarios laborales son agotadores y el salario irrisorio… es así como surgen las activistas laborales, esas personas que se alzan como protectores de los trabajadores contra patrones abusivos. Comúnmente, este tipo de trabajadores que velan por el bien de sus compañeros, son expulsados, pero tan fuerte es su empeño, que ya sea desde dentro o desde fuera, su lucha es tenaz… y es que una gran parte de estas empresas no sólo dañan en medio ambientes, también la salud de sus trabajadores.

Activistas pro vida y ambientalistas han enfrentado una dura batalla contra entidades que parecieran no humanas. Sus filas son sobajadas y burladas. La justicia o las autoridades que deberían apoyar estas causas, muchas veces son parte del problema. Así, por medio de la desaparición forzada o del crimen a sangre fría, es como buscan amedrentar a estos ángeles que cuidan de la naturaleza o de los derechos del ser humano. Es por medio del terror, como buscan menguar el interés en estos luchadores sociales.

No hay nada más hermoso que un ser humano apoyando a otro; nada como una creación divina defendiendo otra, aunque no sea su especie…. Y es que ahora, que el calentamiento global ha mermado en mucho nuestro día a día, no tenemos otra alternativa que aliarnos como hermanos en una lucha común por salvar, ya no sólo al planeta, sino nuestra propia integridad como seres creados a la imagen y semejanza de nuestro dios.

Grilleros, lideresas, activistas, autodefensas, ambientalistas, sea como los llamen o sea como se nombren ellos mismos, todos son un cúmulo de personajes luchando por una causa que casi siempre es justa. Adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!