Día Internacional de la Mujer Indígena

0
3416

Bartolina Sisa Vargas, una valerosa mujer indígena Aimara, fue asesinada el 5 de septiembre de 1782, fue descuartizada por las fuerzas españolas durante la rebelión anticolonial de Túpaj Katari en Alto, al oponer resistencia en defensa de los pueblos indios de Bolivia, Perú, Chile y Argentina.

Esta gran mujer nació el 25 de agosto de 1750 en la provincia Loayza del departamento de La Paz. Era una mujer dedicada a las labores de los telares, tejedora e hiladora. Se casó con el caudillo Túpac Katar y junto con él, organizan la resistencia indígena de los pueblos andinos contra el yugo español en el Cuzco, Perú.

El historiador Nicanor Aranzáes describe que Bartolina Sisa, durante sus viajes por muchas ciudades, minas, cocales, conoció la realidad en la que vivían los pueblos andinos. Es así que observó el sometimiento, la explotación, las ofensas y el abuso que sufrían sus hermanos indígenas por parte de las autoridades, los blancos españoles.

En condena de tal brutal asesinato las organizaciones sociales le rinden un homenaje en el día de hoy y se realiza un emotivo reconocimiento a una de las mujeres indígenas que dieron su vida por la libertad, llegando a entregar su vida por su pueblo. Es por ello que el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América reunido en Tihuanacu (Bolivia) instituyó el Día Internacional de la Mujer Indígena, en honor de la heroína Bartolina Sisa, valerosa y aguerrida mujer indígena aimara.

“Los pueblos indígenas forman parte de los pueblos más pobres de América Latina y por ese motivo son pueblos desamparados y discriminados por la sociedad. Pero en especial es la mujer indígena la que sufre el problema de frente, empezando por el machismo que se da en sus propias comunidades, el abandono de los hombres de sus propias familias, quedando ellas al frente del sostén de los hijos, de los abuelos y de ellas mismas.

Sin más herramientas que sus manos, enfrentan el trabajo más pesado, pero su valor y amor a los suyos las hace resistir, para enfrentar la vida diaria envuelta en un analfabetismo que las pone en una situación muy delicada y con ello se suma la violencia de la cuales son sujetas por la sociedad en general”.

La celebración del día de la mujer indígena busca hacer un llamado a las autoridades y las sociedades en general para que aseguren mejores condiciones para las pertenecientes a este sector poblacional. Como dato, vale saber que tan sólo en México vivían, en 2005, 3 millones 52 mil 138 mujeres indígenas, de acuerdo al Censo poblacional de ese año, y sus condiciones distan mucho de lo ideal.

Académicos e investigadores destacan que el gobierno de mexicano carece de datos precisos sobre el número de mujeres indígenas migrantes que viven en el exterior y al interior del país, lo que dificulta saber sus condiciones de vida, así como la implementación de políticas públicas y programas que las beneficien…

Finalmente, agradecer profundamente y mandar un fuerte abrazo a Marco Antonio Lozano Ocman, al ingeniero Víctor Manuel Alcérreca y al arquitecto Eduardo Sánchez Anaya.