Agua se agota, aumenta alerta

0
70

CD. VICTORIA.-  El sistema lagunario del Sur de Tamaulipas ha bajado a un nivel que nunca se había alcanzado durante el mes de septiembre, lo que se suma a las condiciones de sequía que afectan a otros cuerpos de agua como los de la frontera, o la presa Vicente Guerrero, que llegó también al 9 por ciento de su capacidad.

Ayer se dio a conocer que debido a la falta de lluvias, el sur de Tamaulipas pasó a semáforo rojo y serán establecidas medidas de ahorro, entre ellas se recomienda a la población el lavado de ropa una vez a la semana.

En la Reunión Extraordinaria del Comité de Seguimiento y Evaluación del Semáforo del Cuidado del Agua, se dio a conocer que la situación hídrica de esta zona conurbada ha pasado a color rojo (semáforo rojo), estableciéndose de igual manera las acciones que se implementarán para la preservación del llamado vital líquido, debido a la agobiante sequía.

El secretario de Recursos Hidráulicos para el Desarrollo Social, Raúl Quiroga Álvarez, confirmó que el nivel de las bocatomas están en sólo 19 centímetros, un registro histórico por lo que los municipios de la zona sur de Tamaulipas pasaron a “rojo” en el Semáforo del Agua.

Advirtió que nunca antes se había tenido registro de niveles similares al mes de septiembre en el sistema lagunario del Tamesí, por lo que calificó a la situación de sequía que impera en Tamaulipas como “critica”, sin embargo, aseguró que existe aún suficiente agua.

“Tenemos una amenaza de que la cota de la cuña salina, que sube por el río Pánuco e invade el río Tamesí, está ya varios centímetros arriba, pero afortunadamente el trabajo que se hace en el Estero de El Camalote lo ha podido contener hasta ahora”, informó en rueda de prensa.

Debido a los alarmantes niveles en los cuerpos de agua que abastecen a las ciudades en el estado, se realizó una reunión urgente para establecer las acciones que aplicarán el todo el estado para enfrentar la crítica situación de sequía, debido a que 42 de los 43 municipios en la entidad están reportando la misma problemática.

Quiroga Álvarez señaló un problema particular para la zona sur, pues es complicado hacer llegar el agua que queda en el sistema lagunario hacia las zonas donde están las tomas de las Comapas Sur y de altamira, por lo que están trabajando en la construicción de canales para que el escurrimiento acerque el agua a las áreas donde se bombea para su suministro.

Puntualizó que pese a la situación crítica, aún no se planea aplicar la estrategia de tandeo en la zona conurbada, pues aún queda siguiente agua en el sistema lagunario.

Las Comapas están trabajando en coordinación con la Secretaría de Recursos Hidráulicos para enfrentar la problemática del agua, aseguró el gerente de Comapa Altamira, Omar Hernández Leines.

“Hoy se lanza la alerta del semáforo rojo en la zona, pero desde hace un año Altamira empezó a trabajar para estos momentos críticos; hay ya una modulación de presiones que existe con esa nueva tecnología donde se puede tener hasta un 50 por ciento de ahorro en la producción de agua, o sea, se van a controlar presiones y gasto, y simplemente se va a dar el agua que se requiere ayudando a controlar la pérdida de agua’’, expresó.

Por el semáforo rojo, se tendrán que implementar medidas como el empleo de agua de reúso (generada en baños corporales o agua de lavadoras) en los sanitarios, lavado de ropa a mano o en lavadora solo una vez por semana, regado de plantas y jardines una vez por semana, agua no potable para el llenado de albercas, así como en las actividades de la construcción y en negocios de auto-lavados.

De igual manera, se podrán aplicar sanciones económicas por los ayuntamientos y los organismos operadores del agua previstas en la Ley de Aguas del Estado de Tamaulipas por situaciones como instalación de conexiones clandestinas, alterar consumo marcado de los medidores, retirar medidores sin autorización, deteriorar cualquier instalación destinada a la prestación de servicios públicos, uso de agua potable para lavar con manguera vehículos, banquetas o calles, entre otros.

El gerente general de la Comapa Altamira, Omar Hernández Leines, señaló que el organismo a su cargo, con el apoyo del gobierno municipal, se está adquiriendo equipo de tecnología avanzada que permitirá ahorrar agua de la que se manda a la población, en un porcentaje considerable.

NIVELES HISTÓRICOS
En 30 años, en Tamaulipas no se había registrado un septiembre con un promedio tan bajo de lluvias, cuyo efecto ha impactado a las presas que presentan el peor nivel de almacenamiento, advirtió el Gobierno del Estado y reportes de la Conagua.

La crisis por el agua que vive la entidad, tanto para el abasto humano así como el riego de miles de hectáreas se suscita en la antesala de las negociaciones para determinar el trasvase de la Presa El Cuchillo de Nuevo hacia la Marte R. Gómez de Tamaulipas.

El año pasado el envío de agua se llevó a cabo con un recorte de poco más de cien millones de metros cúbicos.

Además, ocho de los 43 municipios de Tamaulipas registran sequía extrema; 18 severa, mientras que el resto algún otro tipo, como seco o moderado.

Por su parte, el Secretario de Recursos Hidráulicos, Raúl Quiroga, dijo que históricamente septiembre ha sido el mes que más llueve a nivel estatal, a excepción del presente, lo que ha recrudecido la sequía y vaciado las presas.

“Sí es complicado septiembre que históricamente ha sido el mes aportador, este mes de septiembre es el más bajo en cuanto a precipitaciones de los últimos 30 años”, precisó.

“Entonces teníamos cifradas nuestras esperanzas de qué en septiembre nos pudiera ayudar a recuperar los almacenamientos en las presas”, manifestó, “sin embargo, no ha sido así. Es increíble, pero no había sucedido esto en décadas”.

Según el último reporte del organismo de Cuenca Golfo Norte de la Conagua, las nueve presas de la región se encuentran por debajo del 50 por ciento de almacenamiento.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!