Joe Biden dejará de aplicar el programa ‘Quédate en México’

0
35

CD. DE MÉXICO.- Entre las olas de odio que la Corte Suprema de Estados Unidos envió al gobierno de Joe Biden en junio pasado, hubo una decisión relacionada a su favor. Los jueces decidieron que el presidente tenía la autoridad para poner fin al programa migratorio de su antecesor Donald Trump, conocido como Permanecer en México.

Este lunes, otra orden judicial abrió el camino, y el Departamento de Seguridad Nacional anunció que procedería con el retiro ordenado del programa. Los Protocolos de Protección al Migrante (MPP) son el nombre burocrático de un programa que obliga a la mayoría de los solicitantes de asilo a esperar hasta que sus casos se resuelvan en los campamentos de inmigración en México. La iniciativa la lanzó Donald Trump y Joe Biden prometió acabar con ella y durante la campaña electoral lo puso en la presidencia. Biden acordó abandonar esta política después de asumir el cargo.

Sin embargo, Texas se opuso a la decisión, y un juez de distrito en agosto de ese año ordenó que se restablecieran esos protocolos. El caso llegó a la Corte Suprema, que falló a favor de la administración de Biden el 30 de junio, y luego un juez de distrito retiró su orden el lunes.

Poco después de conocerse esa nueva resolución, el DHS ha expresado su satisfacción. “El DHS se ha comprometido a poner fin a la aplicación de los MPP ordenada por el tribunal de una manera rápida y ordenada. Las personas ya no están siendo inscritas en el MPP, y quienes actualmente se encuentran en el MPP en México serán dados de baja cuando regresen a su próxima cita con el tribunal. Las personas que se den de baja del MPP continuarán su proceso de expulsión en Estados Unidos”, ha señalado en un comunicado. Varios miles de migrantes obligados hasta ahora a esperar en México podrán, por tanto, entrar en Estados Unidos para tramitar sus solicitudes de asilo.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, sostiene que el programa Quédate en México “tiene defectos endémicos, impone costes humanos injustificables y desvía recursos y personal de otros esfuerzos prioritarios para asegurar la frontera”.

Biden trató de dejar de aplicar también el llamado Título 42, que permite a las autoridades fronterizas expulsar a los inmigrantes sin darles la oportunidad de solicitar asilo para limitar la propagación del covid. Sin embargo, otra orden judicial de mayo, forzó a Biden a seguir aplicándolo.

La inmigración se ha convertido en eje de la batalla política en Estados Unidos. El gobernador de Texas, el republicano Greg Abott, ha estado enviando miles de inmigrantes en autobús a Washington y, ahora también a Nueva York para tratar de presionar a la Casa Blanca.

Mientras, en el Partido Republicano se instala un discurso cada vez más incendiario contra la inmigración irregular, como se puso de manifiesto en el congreso conservador de la semana pasada en Dallas (Texas), en el que algunos pidieron un procesamiento político (impeachment) de Mayorkas.

El propio Trump encabezó ese discurso extremo: “Debemos detener la invasión en nuestra frontera sur. Nuestro país está siendo invadido como por una fuerza militar”, dijo en su intervención de clausura en referencia a la inmigración ilegal, a la que ligó una y otra vez con la delincuencia: “Vamos a pagar un precio muy alto durante muchos años en términos de terrorismo y crímenes”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!