Ana Karen trabajaba en maquiladora; familiares esperan conciliar con el IMSS; Seguro Social no ve negligencia médica (VIDEO)

0
1234

Nuevo Laredo.- Ana Karen Pérez Esparza, quien dejó a tres pequeños en la orfandad, trabajaba en una maquiladora ubicada en el kilómetro 7. Sus familiares buscan conciliar con el IMSS ya que consideran que hubo negligencia médica porque mientras estuvo ahí no la atendieron adecuadamente ni a tiempo, lo que a la postre la habría ocasionado daños irreversibles.

En su desesperación, los familiares la trasladaron a un hospital privado donde falleció y quedó por liquidar una cuenta superior a los 100 mil pesos, por lo que la familia busca que representantes del IMSS se acerquen para apoyarlos con esta situación. Sin embargo, el director del Hospital del Seguro Social considera que no hubo negligencia médica.

Francisco Pérez, padre de Ana Karen, destacó que este procedimiento ha sido muy difícil para toda la familia, el ver como cada día empeoraba su hija de salud quien sufrió por varias semanas, ya que estuvo acudiendo al IMSS, donde sólo le daban sólo medicamento para el dolor y le decían que no podían darle cuarto porque había pacientes más delicados que ella.

“En el San Gerardo le hicieron unos estudios, precisamente el Dr. Ceballos y dijo que si se podía operar aún así con la complicación de la vesícula, entonces la operación que le hizo el doctor Ceballos fue un éxito pero lo que no se pudo controlar fue la infección que ya traía a causa de que estuvo mucho tiempo sin atender (en el IMSS), medicamentos que le aplicaban no eran medicamento adecuados para atenderle la vesícula, ya que en ese lapso de tiempo lo que es la bilis se reventó y empezó a producir la pus y fue lo que le afectó más en su organismo”, consideró el padre de Ana Karen.

Para la familia de Ana Karen les es imposible recaudar los más de 100 mil pesos que se generaron en el hospital San Gerardo ya que han tenido que vender la mayoría de sus pertenecias para ir saldando la cuenta generada. Sin embargo, Francisco aún tiene fe de que directivos o personal del IMSS se acerquen con él para apoyarlos con esta situación.

“La cuenta está un poco alta 129 mil y fracción, pues solamente si alguien del IMSS, el director, el consejo técnico ve este reportaje pues si a ellos les conmueve realmente el sufrimiento humano, si ellos son padres a lo mejor no han sentido la pérdida de un hijo, pero si ellos dijeran sabes que vamos a reembolsarte lo que han gastado, lo que tienen pendiente por pagar aun que no me van a devolver a mi hija pero ya sería de gran ayuda para solventar el gasto o la cuenta que aún está en el hospital”, dijo.

Comentó que espera que se comuniquen con él para llegar a un acuerdo y no tener que poner alguna demanda.

“A mí me gustaría que los directivos del IMSS se acerquen conmigo, platicar y poner las cartas sobre la mesa y ya después de ahí ya veremos qué sucede”, comentó Francisco.

El papá de Karen mencionó que gracias a un paquete funerario que su hija tenía con la maquiladora en la que laboraba se logró cubrir todos los gastos funerarios que incluía la funeraria, la preparación del cuerpo y el terreno.

En vista de que la cuenta del hospital está muy elevada, y Francisco padre de Ana Karen no cuenta con un trabajo dio una cuente que va directamente al adeudo que se tiene en este nosocomio banamex 70027236004 Ana Karen Pérez Esparza.

“A la ciudadanía muchas gracias, gracias de todo corazón por sus aportaciones, sus oraciones, las palabras de aliento en las redes sociales, no tengo palabras como agradecercelos mi nombre es Francisco Pérez, mi número es 7711907484 ahí tienen un amigo para lo que se les pueda ofrecer”, finalizó.

ASEGURA IMSS QUE NO HUBO NEGLIGENCIA MÉDICA
El doctor Alejandro Soto Villa, director médico del Hospital General de Zona 11 del IMSS descartó negligencia médica en el caso de la joven madre Ana Karen Pérez Esparza que falleció la mañana del pasado miércoles por complicaciones de una pancreatitis aguda, y es que la familia acusa negligencia al no realizarle atención adecuada, por ello que cambiaron a nosocomio privado.

Aseguró el médico que la paciente nunca se dejó de atender y recibir tratamiento, está connotando que un proceso pancreático tiene que llevar un tratamiento, y el proceso de la cirugía de una vesícula no era lo primordial en ese momento, sino dar manejo al proceso del páncreas.

“La paciente llegó con un cuadro complicación vesicular por una piedra alojado en la vía biliar, se programó un estudio endoscópico donde se hace la extracción del lito, el procedimiento fue realizado con servicio subrogado, fue necesario se descomprimiera la vía biliar, posterior a ello se detecta un proceso pancreático que se decide manejar de manera iniciar”, dijo el galeno.

Señaló que el proceso que inició todo era la vesícula que se logró resolver de alguna manera, esperaban solucionar la pancreatitis para posteriormente extraer la vesícula, sin embrago los familiares optaron por sacar a Ana Karen del IMSS para llevarla a un hospital privado donde en menos de una semana falleció.

“Los familiares deciden llevarla fuera de aquí, sin embargo, lo que está connotado en el expediente clínico, la paciente se encontraba estable al momento que abandona las instalaciones y nunca dejó de recibir la atención que necesitaba” dijo Soto Villa.

Reconoció que en ocasiones el hospital está ocupado al 100 por ciento, sin embargo esto no condiciona a dar atención a los pacientes, pues aseguró que la atención es para todos ya sea en sala de urgencias o en hospitalización, esto en respuesta a que la familia de la joven señaló que no se le brindó atención ya que no había espacios en el hospital, pues se atendían personas más graves.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!