Silvia Lomelí, la vida tras dos paros cardíacos, sus secuelas y el Covid-19

0
40

Hace casi dos décadas, una joven de veintitantos años, en la cúspide de su carrera, sufrió un paro cardiaco que la mantuvo muerta por breves minutos, fue reanimada, pero le quedaron secuelas. Años más tarde, alejada de su profesión, cuando decidió regresar, un nuevo ataque le llevó a alejarse de nuevo.

Tiempo después, ella y su familia contrajeron un nuevo y mortal virus que le arrebató la vida a su padre y, pese a ello, decidió de nuevo retomar su vida, su carrera y las ganas de continuar.

La caracteriza siempre una sonrisa que adereza su actitud positiva, pese a las inclemencias que la vida le ha puesto.

Lo anterior podría parecer la sinopsis de un drama de alguna televisora nacional o de la nueva serie de un sistema streaming, uno en el que el espectador esperaría un final feliz, alentador y aleccionador, ya que es muestra de que nunca hay que dejar de luchar y se debe mantener la esperanza de que todo va a mejorar.

No es ninguna ficción sino la vida de la actriz y conductora Silvia Lomelí, quien en los últimos 17 años se ha visto de frente con la muerte en tres ocasiones y, pese a ello, hoy regresa a la televisión, ese medio en el que millones la conocieron gracias a melodramas como “¡Amigos x Siempre!”, “Cómplices al rescate” o por los años que estuvo como conductora del matutino “Hoy”.

Sin dejar de lado sus inicios en el programa “A la cachi cachi porra”.

“La verdad sí, me las he visto duras, han sido años difíciles, he tenido pérdidas grandes, he estado a punto de morir, pero creo que por algo sigo aquí. Sencillo no ha sido, pero soy de las personas que ven el vaso medio lleno, así es mi actitud, me considero una persona positiva por naturaleza y creo que eso me ha ayudado a salir de todos los baches en los que he estado”, comentó Lomelí a EL UNIVERSAL.

Secuelas que no la detienen

En 2004, Silvia era uno de los rostros más reconocidos de la pantalla; cada sábado junto a Juan José Ulloa conducía el matutino de Televisa y, a la par, grababa la telenovela infantil “Misión S.O.S. aventura y amor”.

Fue en esa época que Lomelí, con apenas 27 años y durante alguna locación de dicha telenovela, sufrió un paro cardiaco que la mantuvo sin vida por más de tres minutos, situación de la que salió tras ser reanimada y que le dejó secuelas que hasta hoy padece.

“No le llegó oxígeno al cerebro por varios minutos y eso me provocó algo que se conoce como irritabilidad cortical, que me afectó en el habla, la motricidad y la memoria, estuve más de 10 años en rehabilitación y aún hoy olvido cosas, por eso me ha costado regresar al trabajo de lleno, porque es algo complicado”, detalló.

Después de 2004, poco se supo de la actriz, quien tras este evento se tuvo que retirar de la actuación y la pantalla chica.

Sin embargo, fue en 2018 cuando de la mano del productor Ignacio Sada regresó a los foros de televisión en el melodrama “Sin tu mirada”, el cual no pudo terminar debido a que sus problemas de salud se lo impidieron y tuvo que retirarse una vez más de la tv.

“Nacho siempre ha sido un gran amigo, jefe y apoyo, lamentablemente no pude seguir porque me puse mal de nuevo y eso es algo que ya sé que así será, y esa es mi realidad. Él y todo el equipo fueron muy comprensivos y evidentemente mi salud siempre estará primero. Es complicado porque necesito hacerme chequeos constantes, pero también hacer lo que me gusta es lo que me mantiene con ánimo y por eso siempre estoy buscando seguir en esto que es mi vida”, detalló.

A finales de 2019, ya recuperada, Lomelí decidió retomar su carrera en la conducción en Multimedios Televisión como una de las conductoras principales del programa “Chismorreo”, el cual tuvo que abandonar a inicios de 2020, tras la contingencia sanitaria por Covid que hizo que ella y su familia enfermaran con este virus, que finalmente le arrebató la vida a su padre en febrero de ese año.

“Fue un momento muy fuerte y complicado para nosotros, la pandemia recién iniciaba y en casa todos enfermamos, fue muy duro, al final mi papá murió y afortunadamente nadie más estuvo de gravedad, pero para mí ha sido una de las cosas más difíciles que he tenido que vivir”.

Luego de padecer Covid 19, la conductora tuvo que guardar reposo, pues su salud mermó, lo que la obligó de nueva cuenta a retirarse momentáneamente de la pantalla chica.

Regresa a su ritmo

No obstante, Silvia confiesa que nada de lo que le ha pasado impedirá que ella continúe luchando por permanecer y hacer lo que ama: conducir y actuar.

Por esta razón, hace un par de semanas regresó a los foros de Televisa nuevamente de la mano del productor Nacho Sada en el melodrama “Contigo sí”, remake del melodrama de los 80 “Viviana”.

“Será una actuación breve, no quiero sobrecargarme, quiero quitarme esa espinita de hace unos años con Nacho, porque no pude terminar ese proyecto por mi salud. Quiero poco a poco regresar y aunque sé que quizá no pueda ser totalmente de lleno es un buen comienzo y agradezco la oportunidad”, explicó.

Lomelí reconoció que sabe que regresar a los foros no le será sencillo, pues las secuelas de su infarto siempre la acompañarán, pero cree que su actitud es la que la ha sacado a flote y la cual hará que en breve regrese a la conducción.

“Sencillo no ha sido, me cuesta trabajo memorizar mis diálogos, olvido cosas, de pronto llego a agitarme mucho, pero sé que esa es mi realidad ahora y la abrazo, sigo aquí, haciendo lo que me gusta y, si me preguntan, yo diría que hoy veo”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!