“Si el ataque de Israel es lo que hemos visto, Irán puede vivir con ello”, afirma experto israelí

0
17

Jerusalén.- El experto israelí en asuntos iraníes de la Universidad de Tel Aviv, David Menashri, considera que si la represalia de Israel contra Irán se limita al ataque ocurrido la madrugada del viernes, no cree probable que Teherán responda, porque sus autoridades no buscan un enfrentamiento directo, que arrastraría a Estados Unidos y otras potencias occidentales.

“Si el ataque israelí es todo lo que hemos visto hoy, Irán puede vivir con ello”, aseguró Menashri en una entrevista telefónica con EFE.

Para el analista del Centro Alianza de Estudios Iraníes, prueba de ello es que desde Irán se está evitando acusar a Israel, y la televisión está mostrando imágenes de Isfahán, donde tuvo lugar el ataque, para transmitir que la vida “discurre tranquila como siempre” y restarle importancia a la agresión.

De hecho, el Ejército iraní dio a entender este viernes que no responderá al ataque que sufrió anoche, y que no causó daños.

“Gracias a nuestra vigilancia, se disparó a objetos voladores”, dijo el comandante en jefe del Ejército de Irán, el general de división Abdul Rahim Musavi, a la agencia iraní Defa Press, especializada en defensa.

Ante la pregunta de si Irán responderá a la agresión, Musavi afirmó: “Ya se ha visto la respuesta de Irán”, en una aparente alusión al ataque del pasado sábado a Israel.

Para el analista, esta situación debería satisfacer también a Israel, que ha conseguido lanzar el mensaje de que puede atacar en cualquier lugar del país, por profundo que sea.

El ataque atribuido a Israel responde a la oleada de más de trescientos drones y misiles lanzada el pasado sábado por Irán en represalia por un ataque israelí contra su consulado en Damasco, el pasado 1 de abril, en el que murieron siete miembros de la Guardia Revolucionaria iraní y seis ciudadanos sirios.

 

El error de cálculo de Israel

El experto considera que Israel calculó mal las posibles respuestas de Teherán al ataque contra la misión diplomática iraní en Siria del pasado 1 de abril, origen de esta nueva escalada de tensión que mantiene en vilo a los países de la región, y a la comunidad internacional temerosa del estallido de una guerra regional.

“Pienso que Israel calculó mal la respuesta iraní y esta no es la primera vez que lo hace. Cometimos un error estratégico con Hamás el 7 de octubre, porque tenemos este principio dogmático por el que nos convencimos a nosotros mismos de que no nos atacarían, de que teníamos el poder y no nos atacarían y lo hicieron”, dice.

Menashri apunta que Israel pensaba que el ataque en Siria, en el que murió el comandante de la Guardia Revolucionaria Mohamed Reza Zahedi, iba a ser similar a otros perpetrados contra este cuerpo de élite iraní en Líbano o contra científicos del programa nuclear iraní.

Pero Irán cambió su estrategia y “varió la ecuación: por primera vez lanzaron un ataque desde Irán y yo pienso que Israel no estaba preparado, como tampoco estaba preparado para el 7 de octubre”.

Irán, forzado a responder

El profesor de la Universidad de Tel Aviv también cree que el ataque contra la Guardia Revolucionaria puso a Irán en el brete de responder a Israel, por un lado, por presiones internas que aseguraban que Irán “había perdido su dignidad” y se mantenía en silencio y, por otro lado, de sus aliados yemeníes (los hutíes) que le acusaban de inacción.

“Los aliados, sobre todo en el Yemen, decían: ‘nos estás usando para combatir a Israel y ahora dónde está Irán'”, comenta Menashri, que explica que el quid de la cuestión no fue que el ataque se produjera contra una misión diplomática iraní, porque -según él- los propios iraníes en 1979 ya asaltaron la embajada estadounidense en Teherán, sino por el número y el rango de los guardianes de la revolución asesinados.

Pero además, agrega, Irán tampoco contempla en sus planes una guerra directa contra Israel, porque es consciente de que esto supondría enfrentarse a Estados Unidos y a sus aliados, sino que prefiere centrarse en su programa nuclear para, supuestamente, desarrollar una bomba atómica, en extender su influencia en la región y en resolver los movimientos críticos internos.

A su vez, el experto considera que la capacidad defensiva mostrada por Israel ante el lanzamiento de drones y misiles fue una victoria en sí misma, pero que el Gobierno israelí también se vio obligado a responder.

“Israel no podía quedarse sin responder debido a la presión de la opinión publica nacional, a los extremistas del actual Gobierno y porque suponía una humillación (…). Era la primera vez que Irán atacaba y no estamos acostumbrados”, dijo.

Asimismo, apuntó que la decisión de Israel de contraatacar con una acción “moderada” y “calculada” no es solo atribuible a “la sabiduría” de Israel, sino que “también hay darle crédito al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la Unión Europea, a Arabia Saudí, a Jordania y a otros países que forman una coalición de estados moderados”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!