Mark David Chapman hace inquietante revelación a 43 años del asesinato de John Lennon

0
34

NUEVA YORK.- A pocos días de que se cumplan 43 años del asesinato de John Lennon en Nueva York, Mark David Chapman hizo una escalofriante confesión en donde reveló las últimas palabras del músico.

David Chapman fue explicitó al explicar cómo asesinó a tiros al Beatle cuando una voz en su cabeza le dijo “¡Hazlo! Hazlo!”

Las palabras del asesino formarán parte de un nuevo documental de Apple TV+, “John Lennon: Asesinato sin juicio”, que se estrenará el miércoles, antes de que el viernes se cumpla el 43 aniversario del asesinato.

También detallará los últimos momentos del Beatle descritos en cámara por primera vez por dos de los testigos de su asesinato – y cómo fueron sus últimas palabras: “Me han disparado”.

El documental arroja nueva luz sobre cómo Chapman, de 68 años, que ha fracasado repetidamente en sus intentos de obtener la libertad condicional por el asesinato, lo confesó entre rejas, afirmando que disparó a Lennon porque era “un farsante”.

Bajo hipnosis, en la preparación de un juicio en el que estaba previsto que alegara demencia, Chapman recordó que estaba sentado en la acera y vio una limusina negra acercarse al edificio.

La puerta se abrió y salió Yoko Ono. Recuerda haber visto salir a Lennon a continuación.

 

“Veo una lucha, una parte de mí no quería hacerlo. Una parte de mí sí. Tenía una voz en la cabeza que me decía: ‘¡Hazlo! ¡Hazlo! Hazlo!”.

Para entonces, Chapman ya había caminado 2 metros hacia el famoso Beatle.

“Saqué la pistola del bolsillo, le apunté y disparé, los cinco tiros. Sentí que no era yo, pero era yo”.

El taxista Richard Peterson y el conserje del edificio Dakota Joe Hastings también pusieron fin a 43 años de silencio casi exactos para describir con detalle segundo a segundo cómo vieron caer a Lennon ante la puerta principal del edificio donde vivía con su esposa Yoko Ono y su hijo Sean, de 6 años.

Peterson cuenta que vio cómo se desarrollaba el asesinato desde su taxi, creyendo momentáneamente que estaba viendo cómo se rodaba una película.

“Pensé que estaban haciendo una película. Pero no vi ni luces ni cámaras ni nada. Así que me di cuenta de que esto no era una película, pasó corriendo a mi lado. Dice: ‘Me han disparado’. Le salía sangre de la boca. Se desplomó en el suelo, le puse medio boca arriba, le quité las gafas y las puse sobre el escritorio. Yoko gritaba: ‘Llamen a una ambulancia, llamen a una ambulancia, llamen a una ambulancia'”.

En el documental, Hastings recuerda que rodó sobre la estrella del rock y aseguró las destrozadas gafas de Lennon.

“Las gafas volvieron a Yoko”, dijo el director Nick Holt a The Post. Ella quería que el fotógrafo Bob Gruen las fotografiara sobre una mesa, con un vaso de agua, con vistas a Central Park.

Chapman estaba obsesionada con “El guardián entre el centeno”, una novela del autor recluso J.D. Salinger. El personaje del título es Holden Caufield, un adolescente perturbado de clase alta, que vuelve a casa del internado y arma follón en Manhattan mientras despotrica contra los “farsantes”.

Desesperado por encajar con el personaje, Chapman revela en el documental que pensó que su asesinato de Lennon le acercaría a él.

“Pensé que me convertiría en alguien si mataba a alguien”, dice. “Pensé que me convertiría en Holden Caufield”.

En cuanto a por qué eligió a Lennon, Chapman dio una respuesta disparatada en la cinta de hipnosis, utilizando el latiguillo “falso” de Caufield.

“¿Alguna vez has oído decir (a Lennon) que todo lo que necesitas es amor? Esto es lo que yo digo a eso, todo lo que necesitas es amor y 250 millones de dólares. Era el mayor bastardo falso que jamás haya existido. No iba a dejar que el mundo soportara 10 años más de su colección de mierda”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!