La pluma profana de El Markés

0
38

“Comulgación sexual”

Corre el año 2022 y apunto de arribar el 2023 y la sociedad no ha logrado entender que la vida sexual de los sacerdotes católicos está mucho más activa que la de los casados, incluso que la de los solteros. Tampoco han logrado digerir que sus platillos sexuales son los niños, las mujeres casadas, solteras e incluso y en muchos casos, hombres de cualquier edad. En pocas palabras, sui generis sexuales entrándole a todo el que se les ponga de frente o de espalda.

Hace unos días a Travis Clarck le importó muy poco su investidura y que el templo a su cuidado y en el que oficiaba misas y brindaba la eucaristía, tuviera tantas ventanas como para ser visto por un transeúnte cómo tenía sexo salvaje sobre el altar principal y con dos mujeres.

Las dominatrices, nativas de Luisiana, como el mismo sacerdote, fueron detenidas por exhibicionistas y al sacerdote simplemente se destituyó por algunos años por su descarado actuar. Claro, pasado el tiempo el hombre volverá a tener sexo con mujeres con todo y que su llamamiento no se lo permita.

A la fecha los actos sexuales por parte de  sacerdotes, pastores y otros líderes religiosos se han tornado un platillo fuerte para los noticieros. Son estos denominados pastores de Dios los que se han encargado de destruir cada una de sus religiones con todo y sus seguidores.

Con todo y que la palabra COMULGAR significa coincidir en ideas y sentimientos con otra persona, no siempre es así cuando se habla de comulgar en territorio religioso. A la fecha los actos vandálicos que se han verificado en templos cristianos se ha elevado tanto que es increíble que la religión que profesa amor y perdón, sea la que a la fecha acumule cientos de delitos sexuales contra feligreses. Si nos abocamos a dichos feligreses, esta estadística coloca a niños, mujeres y ancianos como los más atacados por vulnerables y por tener temor de acusar a sus agresores.

Hasta el año 2021 Colombia acumulaba más de quinientos casos de abusos sexuales al interior de templos católicos en lo que va del año y en la recta final para terminarlo. Muchos de estos casos son desestimados por las autoridades cuando las víctimas no tienen suficientes pruebas para hacerlo o fueron actos acaecidos muchos años atrás. Es muy conocido el caso de Roger Matassoli, un sacerdote francés de más de 90 años que fue encontrado muerto. Tras los peritajes y todo lo relacionado para encontrar al o a los culpables, se encontró que el cuidador de la casa pastoral lo había asesinado clavándole un crucifijo en la garganta. Como si fuera una proyección de terror, se dijo que el joven había sido abusado sexualmente por el párroco, pero no sólo eso, el padre del asesino igualmente había sido atacado sexualmente cuando era niño. Fue así que muchos creen que aparte de haber sido abusado por el sacerdote, el joven buscaba cierta venganza por lo que también le había hecho a su padre quien, incapaz de sobreponerse al horror del pasado, se había suicidado.

La muerte de este sacerdote sin dudas fue apoteósico, grandioso, imponente, novelesco y toda una justicia divina, aunque el divino no sea precisamente el dios cristiano. Con todo y que la denominada justicia ejecutada por propia mano no está permitida, este caso fue un parte aguas cuando los agredidos acusan una y otra vez a sus atacantes y estos, protegidos por la autoridades religiosas y locales, no hacen absolutamente nada, es entonces cuando estos tipos de crímenes son todo un ejemplo de justicia.

Hablar de justicia en prisión es otro asunto igualmente satisfactorio. El que los prisioneros ataquen a los violadores de niños o de mujeres ha sido condenado por muchos, sin embargo, y viéndolo de un modo realista, dios no hará justicia aquí en la tierra, se hará, según muchos en una condena eterna, pero eso no basta para alguien que padecido los horrores sexuales de los depravados y por ello, al enterarse de que una docena de agresivos prisioneros sedientos de sexo atacan a un violador recién ingresado, es una noticia renovadora.

Como dijimos al inicia corre el año 2022 y apunto de arribar el 2023 y la sociedad no ha logrado entender que la vida íntima de los curas católicos está mucho más activa que la de los casados, incluso que la de los solteros. Tampoco ha logrado entender que dejar a los hijos en manos de estos hombres que supuestamente fueron elegidos por Dios para cuidar de los pequeños en su vida espiritual, es un pésimo error. Y es que a la fecha y sólo en México los casos de pedofilia al seno de la iglesia son innumerables. El denominado catecismo o clases matinales a pequeños son el momento perfecto para que estos tipos de sotana larga sin ropa interior cometan sus depravaciones sexuales.

El cristianismo, en todas sus denominaciones religiosas es una genuina trampa sexual para los niños y otras personas vulnerables, y por ello es nuestra responsabilidad como padres atender esta problemática que nadie, sino a nosotros mismos podemos adjudicar.

Dios se encuentra en los pasillos de nuestros hogares, a la hora de la cena, del almuerzo, de la comida, cuando jugamos lotería y reímos a carcajadas, se encuentra en un verano vacacionando o en un paseo dominical por el parque. Dios no está en un sitio en particular, solo en la armonía familiar en la que se respira el verdadero amor de Dios. Adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!