Europa avanza a “economía de guerra”, dice Macron; no descarta enviar tropas a Ucrania

0
39

PARÍS.- Los líderes europeos reunidos en el Elíseo coincidieron este lunes en avanzar hacia “una economía de guerra” para ayudar a Ucrania a hacer frente a la invasión rusa, anunció el presidente francés, Emmanuel Macron, que no excluyó incluso el envío de tropas si fuera necesario para lograr ese objetivo.

“La derrota de Rusia es indispensable para la seguridad y la estabilidad de Europa”, afirmó Macron en una rueda de prensa tras el final de la reunión de más de una veintena de jefes de Estado y Gobierno europeos.

Macron señaló que “no hay consenso hoy” para enviar tropas terrestres pero advirtió que nada puede excluirse en el futuro, y puso como ejemplo que hace dos años nadie pensaba en enviar aviones de combate a Ucrania.

Anunció además la creación de una coalición que suministrará “misiles y bombas de medio y largo alcance” a Ucrania, añadió el mandatario, insistiendo en que “la derrota de Rusia es indispensable para la seguridad y la estabilidad en Europa”.

El presidente francés consideró que frente al incremento de la agresividad rusa, tanto en suelo ucraniano como contra el resto de los aliados europeos, “no se puede esperar” a dar una respuesta y asumió una “ambigüedad medida” sobre el envío de tropas.

Fue el presidente eslovaco, el populista Robert Fico, quien puso esta medida encima de la mesa y aunque no recibió el respaldo mayoritario se convirtió en la gran novedad del encuentro, porque como resumió Macron, “hay que hacer todo lo posible para que Rusia no gane esta guerra”.

El presidente francés señaló que en el encuentro se coincidió sobre profundizar en otras dos medidas, una sobre la entrega a Ucrania de misiles de medio y largo alcance y otra relativa a la emisión común de deuda de la Unión Europa para financiar ese esfuerzo de guerra, similar a la que se lanzó tras la pandemia de Covid.

En el primer caso, el canciller alemán, Olaf Scholz, se mostró reacio a que su país entregue a Kiev misiles Taurus, capaces de alcanzar 500 kilómetros, para evitar una escalada en el conflicto, pero no se opuso a que otros países, como Francia o Reíno Unidos, sigan enviando misiles Scalp de menor alcance que ya entregan a Ucrania.

En el caso de la deuda mutualizada, propuesta por Estonia, Macron destacó que un país como Alemania, poco favorable a estas iniciativas, la apoyara y la justificó diciendo que la agresión rusa a Ucrania afecta a la seguridad de todo el continente “sin excepción”.

Otro de los puntos en los que deben efectuarse avances es en lograr que las sanciones impuestas a Rusia sean más eficientes, por lo que Macron aseguró que se castigará a aquellos países y empresas que ayudan a Rusia a saltarse los vetos a sus exportaciones y que le venden material o tecnología militar.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, se quejó en un mensaje grabado que fue reproducido durante la cumbre de que solo el 30% de los obuses prometidos por Europa han sido entregados a sus tropas, algo que reconoció Macron, que prometió buscar estas armas en aquellos países que las tengan e incrementar la producción, todo ello con un calendario claro y que se pueda cumplir para “dar visibilidad a las Fuerzas Armadas ucranianas”.

El mandatario francés apeló a “un salto adelante” en la ayuda a Ucrania sin esperar a que el Congreso de Estados Unidos descongele la ayuda solicitada por la administración del presidente estadounidense, Joe Biden, ni tampoco aguardar al resultado de las elecciones en ese país de noviembre próximo.

“Actualmente Europa proporciona el 30% de la ayuda a Ucrania. Esta es una guerra europea y yo creo en la Europa de la defensa (…) No podemos legar la suerte de esta guerra, que determina nuestro futuro, en el elector estadounidense. No esperemos a ese resultado, actuemos ahora”, aseguró.