Un ex sacerdote y otros 41 hombres fueron capturados en Bogotá por violaciones a menores de edad

0
230

COLOMBIA.- En las últimas horas agentes de la Policía capturaron a 42 hombres vinculados a más de 100 denuncias de acceso carnal violento contra menor de edad, interpuestas desde hace ocho años. Uno de los detenidos es señalado de cometer las violaciones cuando era sacerdote, otro de infectar a sus víctimas con VIH, uno de usar a niños en condición de discapacidad y algunos de portar pornografía infantil.

“Se realizó un proceso de análisis por más de tres meses sobre 300 procesos investigativos que daban cuenta de denuncias de abuso sexual contra menores de edad en Bogotá y Cundinamarca”, afirmó a El Tiempo el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Judicial. De esta manera querían dar fin a denuncias que llevaban años sin ser resueltas, y ubicaron a los responsables capturados.

La información de inteligencia de las autoridades pudo determinar que la mayoría de las víctimas de los violadores eran mujeres, la mayoría menores de 14 años cuando sucedieron los abusos. Asimismo, que 23 de los 24 detenidos eran familiares (padres, padrastros, tíos o abuelos) de sus víctimas.

El docente del Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA- Hidelbrando Rojo Rojas, de 42 años, es el hombre denunciado por violar a varios niños cuando era sacerdote de la iglesia Señor de la Misericordia de Engativá, occidente de Bogotá. Los padres de dos menores que estaban en el coro de la parroquia hablaron con las autoridades sobre los depravados actos a los que eran sometidos. Razón por la cual fue expulsado por la iglesia católica.

Entre otros capturados se encuentran José Alberto García, portador de VIH, acusado de violar a un nieto de 10 años cuando lo cuidaba mientras su hija trabajaba; y Luis Fernando Arias Villa, contra el que recaen ocho denuncias por abuso sexual a niños con discapacidad cognitiva con los que él trabajaba en una institución educativa.

Además, figura José David Reyes Rojas, sindicado de abusar sexualmente de tres niños de 3, 7 y 10 años, en una humilde vivienda al sur de Bogotá donde era hospedado por sus propios padres. Según los familiares de las víctimas, estas eran obligadas a ver pornografía y luego a practicar lo con él lo visto.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!