Karen Espíndola admite que se equivocó y pide perdón a quienes preocupó (VIDEO)

0
536

CIUDAD DE MÉXICO.-Después de que en varios videos se observa a Karen Espíndola en un bar tras reportarla como desaparecida el martes pasado, la joven concedió una entrevista a Foro TV, donde reconoció que se equivocó y “no pensó en las consecuencias que iban a venir”, por lo que pidió perdón a quienes la ayudaron y se preocuparon.

Karen narró qué fue lo que pasó el miércoles 3 de diciembre, día que la reportaron como desaparecida, tras abordar un taxi en la Ciudad de México.

Relató que salió de casa de sus papás al mediodía del martes para dejar un documento en su trabajo, cuando aproximadamente a las 3:00 de la tarde, tomó un taxi en el Metro General Anaya para ir al bar Kalimocho.

“Empezamos a tomar y decido mandar el mensaje a mi mamá para quedarme más tiempo (…) No debí mandar ese mensaje (…) No pensé que esto se saldría de control”, señaló la joven en entrevista con Ana Lucía Ordoñana.

La joven reprochó que en los videos que sacaron donde se le observa en el centro nocturno, solo pusieron las imágenes donde aparece con hombres.

Añadió que del bar salió con sus amigos a un tienda para comprar una botella y “seguir la fiesta” en casa de otro amigo.

En entrevista para FOROtv, explicó que desde las 16:00 horas del 2 de diciembre estuvo en un bar de Coapa, en la alcaldía Tlalpan, y que después de ahí, ya entrada la noche, se fue a casa de uno de sus amigos.

Después de las 20:00 horas, Karen mandó un mensaje de WhatsApp a su mamá donde decía que el taxista se veía sospechoso y grosero.

“No pensé las consecuencias que iban a venir”, confesó.

Dijo que después de que envió el mensaje a su mamá, apagó el teléfono celular y se desentendió de la situación.

Cuando se enteró del movimiento que surgió en las redes sociales, pensó que todo se había salido de control.

“Entré en pánico… No me imaginé…”, resaltó.

Mencionó que cuando llegó a su casa, a las 11:40 horas del miércoles 4 de diciembre, se metió a su cuarto y no quiso hablar con nadie.

“No sabía qué hacer, se me salió todo de las manos”.

Por último, Karen dijo:

“Quiero pedir perdón a todas las personas que se preocuparon, sin que yo mereciera esto”.