A tomatazos exigen que no se cobre peaje en caseta de Tijuana

0
155

Tijuana.— A jitomatazos un grupo de personas exigieron al gobierno federal la liberación de la caseta Playas de Tijuana-Playas de Rosarito, luego de que elementos federales recuperaran el inmueble que la semana pasada fue tomado por el Estado.

Alrededor de 50 personas de diferentes organizaciones —Tijuana se Defiende, Alianza Migrantes y Ángeles de la Frontera— se reunieron la mañana de ayer en el peaje para lanzar jitomates al edificio federal y quemar una piñata con la figura del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), Javier Jiménez Espriú.

El grupo fue convocado por los líderes de las asociaciones civiles, quienes para esta protesta se identificaron como el Escuadrón Agrícola, a las 11 horas llegaron en una camioneta con las banderas de México, bocinas, la piñata y música que resonó al ritmo de Molotov con “Dame el poder”.

“Es una injusticia que se cobre a la gente que pasa por esta vialidad, viven aquí y de todos modos tienen que pagar”, explicó Sergio Tamai, uno de los líderes de la manifestación y también activista promigrantes, “aquí venimos para representar al pueblo”.

Mientras ellos se organizaban, elementos de la Policía Federal (PF) y de la Guardia Nacional (GN) se agrupaban en uno de los carriles y a un costado para permitir transitar a los vehículos y al mismo tiempo dejar un espacio libre para la manifestación sin que entorpecieran a quienes debían circular sobre esa carretera.

“Nosotros le apostamos al libre tránsito”, dijo Selene Dávalos, quien encabeza la organización Tijuana se Defiende. “Nosotros tomamos las casetas hace un año, estuvimos aquí casi ocho meses”, dijo refiriéndose a un grupo de ciudadanos que durante casi todo 2019 se plantaron en esa caseta y la liberaron pero que también pedían una cooperación hasta agosto del año pasado cuando fueron movidos por elementos de las fuerzas federales.

caseta_jitomatazos_.jpgLos inconformes quemaron una piñata con la figura del titular de la SCT.
Aunque algunos conductores tocaban el claxon como una expresión de apoyo a los inconformes, hubo quienes también lanzaron reclamos por el tráfico que generaban en ese momento: “Ya pónganse a trabajar”, les gritaban desde sus vehículos en movimiento.

Caminaron un par de metros hasta llegar a unos pasos frente a una de las casetas, quemaron la piñata con el rostro de Jiménez Espriú, de quien pidieron su renuncia, y después comenzaron a arrojar los jitomates al espacio donde se les permitió, bajo la advertencia de ser arrestados en caso de entorpecer el tránsito.

El jueves pasado el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez (Morena), liberó la caseta de cobro y, mediante un decreto, el Estado tomó el control de operaciones a pesar de que se trata de un área con atribuciones federales.

Horas más tarde, oficiales de la Guardia Nacional recuperaron el espacio y desalojaron a agentes ministeriales y estatales que el propio gobierno estatal había dejado plantados para evitar el cobro de peaje en la caseta.

Desde ese día se han llevado a cabo una serie de propuestas que han dejado como saldo a por lo menos tres personas detenidas. La primera movilización fue a cargo de un grupo de gente que se plantó en el inmueble pero que en un par de horas fue retirada con el uso de la fuerza.

Para el viernes otro grupo también llegó y arrojó globos con agua a las casetas, las cuales ayer terminaron cubiertas de puré, después de que los manifestantes arrojaran los jitomates que, de acuerdo con uno de los líderes, fueron donados por el Mercado Hidalgo, al tratarse de verdura echada a perder.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!