“Una MORENA más turbada”

0
623

La turbación que de pronto se le ha echado a encima a los fieles seguidores de este movimiento de regeneración nacional, no puede ser para menos cuando la famosa y peligrosa caterva del poder ha estado haciendo lo imposible por sacar del juegoa un López Obrador que ha ido trabajando a fragua ese cincel con el que pretende esculpir en roca una nueva historia para México.

Con frases como: «Soy perseverante, necio, ya se me metió en la cabeza cero impunidad»«No se va a tolerar la corrupción de compañeros ni familiares» y «la patria es primero», el tabasqueño de 64 años se ha ganado la confianza de cientos de mexicanos que al parecer y por las encuestas, están más que dispuestos a seguir ese sueño del cambio.

Con libros como “La mafia nos robó la Presidencia” y “No decir adiós a la esperanza”, el también escritor expresó sus ideales para llevar a un país en decadencia a un crecimiento político, social y cultural.

Después de ser abatido en las urnas en las elecciones del 2006 por Felipe Calderón y posteriormente por Enrique Peña Nieto en 2012, hoy, a pocos días de que cierre la campaña y todo mexicano emita su voto, la turbación no podría ser menor para esa gran mayoría que sigue al nativo de Macuspana cuando los opositores son capaces de hacer hasta lo indebido por estropearlo todo.

Hoy cualquier tipo de turbación es válida en un país donde la legalidad es una palabra en desuso, caduca y hasta rara. Las redes sociales están infestadas de esa guerra sucia en la que todos los partidos en pugna se inyectan altas dosis de falsedades con el único propósito de confundir a un electorado que ya corre de un sitio a otro al ya no saber con exactitud quien de todos los candidatos posee ya no sólo el don de la verdad, sino el de la sinceridad y de la legalidad por sacar al país de la incertidumbre ocasionada por la terrible corrupción en la que se ha encontrado hundido por años.

Qué alivio el que sintieron los nayaritas hace un par de días al ver llegar por las calles de Mingón y México en la ciudad de Nayarit al candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, luego de casi tres horas de retraso por el mal tiempo. Era el cierre de campaña. El vuelo del morenista tuvo que ser desviado  a más de 200 kilómetros de su destino original, esto es, fue llevado a la ciudad de Mazatlán, donde luego de que el clima se armonizó con su propósitos, tomó un taxi aéreo que finalmente lo llevó a ver de frente a 1500  de las 6000 personas que originalmente lo aguardaban. Ahí, como en otras muchas ciudades del país, expresó esos ideales que ha ido inculcando en la mente te sus seguidores.

Hoy a unos cuantos días de que el electorado tomé su última palabra, la turbación se torna en seguridad cuando todo apunta que una vez más, como cuando los mexicanos dejaron un eterno PRI para internarse a un novedoso PAN  tan prometedor, hoy parece que el mexicano optará por un deseo de hacer historia al seguir al tabasqueño.

No tiene mucha ciencia el pensar en las razones que llevaron a Andrés Manuel López Obrador a puntear lo que es la actual lucha por la presidencia. El hilo con el que se ha confeccionado el sarape a lo largo de los años, ha perdido tanta calidad que la nación a punto del deshilo. Los mexicanos y mexicanas simplemente dejaron de creer en esos dioses que nunca sanaron a nadie y mucho menos levantaron a los muertos de la tumba. El tricolor dio una y otra vez de golpes en el rostro de un electorado que siempre soñó elección tras elección en que ahora sí las cosas cambiaría. Vino el PAN con una gran promesa de cambio, pero sólo tiñó el territorio nacional con sangre y una infinidad de cementerios clandestinos.

Con la llegada de MORENA con una promesa que no es otra que la misma que los demás hicieron con anterioridad, pero con un tinte mucho más sincero y populista, el habitante de Tabasco se elevó de un modo increíble sobre sus opositores.

Hoy por hoy no se pueden considerar ganadores cuando el resultado no es emitido aún, pero de lo que sí no pueden escapar es a la inminente turbación previa a la elección. Todo puede pasar en una nación en la que como Jalisco, si no gana arrebata y eso lo tenemos bien comprobado cuando “La caída el sistema” le quitó la victoria a Cuauhtémoc Cárdenas ante Salinas de Gortari y robos de cientos de votos a Obrador en 2012.

Si usted en morenista, priista, blanquiazul o en el peor de los casos bronquista, no se deje turbar por lo que ha de traer el futuro. Será lo que ha de ser guste usted o no, finalmente La mafia del poder tiene la última palabra. Adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!