Toman encapuchados instalaciones de la dirección general de administración de la UNAM

0
426

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde ayer por la tarde, alrededor de las 16:00 horas, un grupo de estudiantes e integrantes de la Difusión Comunista Anárquica tomaron las instalaciones de la Dirección General de Administración Escolar (DGAE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La tarde del lunes, un grupo de 16 personas embozadas ingresó a las oficinas de la DGAE, las cuales se encuentran cerradas y desocupadas desde hace meses, derivado de la pandemia.

De acuerdo con el pliego petitorio que entregaron a las autoridades universitarias y los videos que colgaron en su página, los jóvenes demandan que la baja extemporánea se extienda no sólo para alumnos de Licenciatura, sino para los del Colegio de Ciencias y Humanidades y la Escuela Nacional Preparatoria; también demandaron la liberación de un alumno preso luego de un ataque porril en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Los jóvenes argumentan, por ejemplo, que la adaptación a la modalidad virtual fue “caótica, estresante y en algunos casos, imposible”; que no se dio capacitación suficiente a profesores y alumnos para adaptarse a esta nueva modalidad; ha incrementado la deserción escolar; no se ha dado seguimiento a las denuncias en contra de profesores que realizan comentarios abusivos contra sus alumnos durante las clases en línea; y que la falta de vigilancia en los espacios universitarios, ha generado el regreso de grupos porriles a atacar a estudiantes que se organizan, aún durante la pandemia, para tomar instalaciones.

La UNAM dijo que personal de seguridad universitaria acudió al lugar para entablar un diálogo con los infractores, conocer sus demandas y pedirles que desalojaran las oficinas pero los estudiantes se negaron a abandonar el lugar. “Por la noche, algunos de ellos salieron violentamente de las oficinas de la DGAE solo para causar daños a vehículos y en otras instalaciones universitarias. Además, sustrajeron alimentos que son producidos y comercializados en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia”, señaló la Rectoría.

El departamento jurídico de la Universidad levantó actas administrativas y presentó denuncias contra quien resulte responsable; acusó que la protesta es una “provocación” y a los jóvenes de pertenecer a “grupos violentos que aprovechan las circunstancias especiales en que se encuentra la institución para irrumpir y delinquir en las instalaciones universitarias”.

Los estudiantes señalaron que la toma será indefinida hasta que se establezca una mesa de diálogo y seguimiento para atender sus demandas, y también que se convocará a una asamblea estudiantil.

“Consideramos que al tomar oficinas administrativas implica una protesta dirigida hacia las labores que llevan a cabo personal de la Universidad. Cuando se hacen tomas de los planteles, se afecta a la comunidad porque se destruyen los laboratorios o equipos que se utilizan para el aprendizaje. En este caso no estamos tomando una escuela sino oficinas administrativas donde se llevan a cabo trámites relativos a la inscripción de asignaturas, titulación y otros trámites”, señalaron los jóvenes en una transmisión en vivo luego de la toma.

(El Universal)

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!