“Si muero, díganle a mi mamá que la quiero”

0
473

OHIO.- “Probablemente no me queda mucho tiempo, así que dígale a mi mamá, si me muero, que la quiero. Esto no es una broma. No es una broma”. Este es el mensaje que Kyle Plush, un joven de 16 años, dejó a una operadora del 911 de la policía en Cincinnati, Ohio, el pasado martes.

Y como él mismo decía, no era ningún juego: el adolescente había quedado atrapado en la parte posterior de un auto cuando intentaba agarrar su equipo de tenis, según informó el diario The Cincinnati Enquirer. Al él inclinarse, el asiento cedió hacia atrás y quedó bloqueado con el pecho presionado por el respaldo.

Aparentemente, el menor consiguió realizar varias llamadas al 911 con la ayuda de Siri, el ayudante automático de iPhone, al que se le pueden dar órdenes con la voz. Sin embargo, la ayuda no llegó y ahora se ha abierto una investigación para conocer qué ocurrió y si se produjo alguna negligencia.

“Ayuda, ayuda, ayuda, ayuda”, fueron sus palabras por teléfono, según la conversación que fue obtenida por The Washington Post. En la grabación se puede escuchar cómo Plush tiene problemas para respirar y algunos golpes, que pudieran ser debidos a los intentos del adolescente de zafarse.

La teleoperadora le preguntó en varias ocasiones dónde se encontraba, pero no obtuvo una respuesta clara. “No puedo escucharte”, le respondió. “Necesito desesperadamente que me ayuden. Voy a morir aquí”, se quejó.

Tras esa conversación, la operadora trató de devolver la llamada, pero la comunicación fue directamente al buzón de voz del teléfono del adolescente.

Su último deseo

Sin embargo, el joven consiguió volver a hacer una segunda llamada, tal vez gracias a la ayuda de Siri. Esta nueva comunicación duró varios minutos y en ella se escucha que el joven cada vez está más débil. Fue en ese momento que Plush, consciente de su situación, le pidió a la mujer darle el mensaje de despedida a su madre.

Probablemente no me queda mucho tiempo, así que dígale a mi mamá, si me muero, que la quiero. Esto no es una broma. No es una broma

El adolescente nuevamente trató de indicarle la dirección en la que estaba parqueado el vehículo y le dijo: “Envíen oficiales inmediatamente. Estoy casi muerto”. Poco después, se escucha cómo Plush pregunta “¿Puedes escucharme?” y repite varias veces “Ey, Siri”.

Pese a que no tenían datos precisos, dos agentes se activaron en pocos minutos y comenzaron la búsqueda de Plush en las cercanías de la escuela privada a la que asistía el joven, según un mensaje de Twitter que publicó el Departamento de Policía de Cincinnati.

Los oficiales, ante la falta de datos, no localizaron la minivan Honda Odyssey en la que estaba el adolescente y sopesaron la posibilidad de que efectivamante fuera una broma.

Sin embargo, la constatación de que no era así llegó unas seis horas después.

No era un juego

Amigos del joven llamaron a sus padres para indicarles que no se había presentado a jugar tenis. En ese momento, su familia utilizó la aplicación para localizar el lugar exacto del teléfono y denunciaron a la Policía que había desaparecido. Hacia las nueve, su padre lo encontró muerto. Pese a que se le trató de reanimar, se le declaró muerto poco después.

“Horrible, una situación horrible la que tuvo que pasar este hombre como padre”, apuntó Steve Saunders, portavoz de la Policía de Cincinnati el jueves.

Los resultados preliminares de la autopsia muestran que Plush murió por “asfixia debido a una compresión en el pecho”.

Tras el descubrimiento del cadáver, tanto la Policía de la ciudad como el fiscal del condado Hamilton han lanzado una investigación para esclarecer qué pasó y si la operadora no siguió el protocolo establecido.

Los oficiales que buscaron el auto han declarado que nunca recibieron información clara de la segunda llamada de Kyle al 911. Por su parte, la teleoperadora, que ha sido identificada como Amber Smith, ha sido suspendida a la espera de las conclusiones de la pesquisa. Según publicó The Cincinnati Enquirer, la mujer se había quejado recientemente en Facebook sobre su trabajo y las horas extras.

Por su parte, la compañía Honda -marca del auto- indicó a AP que el modelo en el que falleció no fue objeto de ninguna retirada de asientos, al contrario de lo que pasó el pasado año con otros Odysseys de la empresa.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!