Serio e incontrolable, incendio en la sierra de Arteaga, Coahuila

0
252

SALTILLO, Coahuila.-El incendio forestal que inició alrededor de las tres de la tarde en el predio Copetonas en el Cañón de Carbonera avanza sin control hacia las comunidades rurales de Arteaga, mismas que podrían ser evacuadas para proteger a la población civil.

Ambulancias, vehículos de Fuerza Coahuila y brigadistas, se encuentran en la comunidad del Tunal en modo de alerta para iniciar las labores de evacuación en cuanto el fuego que se observa en la cresta de la sierra avance hacia el poblado a alrededor de 600 habitantes.

La Secretaria del Medio Ambiente Eglantina Canales Gutiérrez informó que el siniestro probablemente inició por un corto circuito, una chispa que saltó de una cuchilla de cables de electricidad y calificó el incendio como muy serio e incontrolable.

“Va muy rápido, no sabemos el daño, se dieron todas las condiciones para que se originara el fuego, está el triángulo perfecto para provocar lo que sucedió: material combustible, muchísimo calor y mucho viento”.

Un helicóptero de Nuevo León realizó una supervisión y este jueves se incorporarán con la descarga de líquido retardante para ayudar a controlar el siniestro. Las labores de combate se reiniciarán la mañana del jueves.

“Ahorita no hay ataque directo, las llamas están muy altas, pondríamos en riesgo la vida de los brigadistas, cosa que es lo último que haríamos. No hay combate directo, están preparándose para iniciar las maniobras mañana”.

El incidente dio inicio en el paraje conocido como Las Copetonas en el Cañón de La Carbonera a la altura del kilómetro 15 a un costado del Rancho Las Guitarrillas. Mayormente se consume pastizal y árboles con probabilidad de que se extienda a la falda de la Sierra hacia el Cañón de El Tunal.

Se tienen listas tres pipas de 20 mil litros y 10 mil litros de agua; y se inicia ya con brechas cortafuegos y delimitación de la zona para evitar que se propague hacia otras áreas. Se exorta a la ciudadanía a no obstaculizar las vías de acceso, así como evitar acercarse al incendio, para permitir que sean los brigadistas especializados quienes ataquen el siniestro.