Retinopatía diabética podría cegarte si no se trata a tiempo

0
126

La retinopatía diabética es una complicación visual, crónica y específica de la diabetes que produce alteraciones en los vasos sanguíneos que dañan la retina a largo plazo y, sin tratamiento, puede provocar ceguera, dijo Virgilio Lima, oftalmólogo del Hospital Juárez de México.

“Es una enfermedad que afecta la retina, que es la parte interna del ojo, esta se va cerrando y eso provoca que el ojo ya no funcione de manera adecuada”, explicó el experto a Efe.

Según datos de la OMS, la retinopatía diabética aparece en la diabetes mellitus Tipo 1 o juvenil en el 98 % de los pacientes después de haber tenido 20 años la enfermedad.

En tanto, en quienes padecen diabetes mellitus Tipo 2, se presenta en el 60 % de las personas que han vivido al menos 20 años con esta enfermedad.
La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera legal entre los 20 y los 65 años en los países industrializados.

Virgilio Lima aseveró que la ventaja es que es una enfermedad que puede evitarse si se detecta oportunamente, sin embargo, debido a que no presenta síntomas es muy complicado su diagnóstico.

“Es una enfermedad en la que conforme aumente el tiempo de padecer diabetes es más frecuente, lo interesante es que no da molestias. Ni se pone el ojo rojo, ni da comezón porque la lesión está dentro del ojo”, señaló.

El experto dijo que debido a que la enfermedad no tiene síntomas, se debe buscar de manera intencional si existe el padecimiento, sin embargo, en México el procedimiento tiene varias limitantes “pues los servicios de oftalmología en el país están saturados y hay un tiempo prolongado de espera”.

Además, de que el proceso de revisión implica la dilatación de pupilas, lo que provoca que los pacientes sufran de debilidad visual por unas horas y vista borrosa, por lo que requieren ir acompañados y no pueden manejar ni regresar pronto a sus actividades “eso hace que muchos eviten ir a revisión”, señaló.

No obstante, actualmente en hospitales como el Juárez de México, existe una tecnología con una cámara de alta definición con la que se hace una fotografía del fondo del ojo “que da la misma información que hacemos cuando dilatamos las pupilas pero no requiere dilatación, no tiene molestia y es muy rápida”, detalló.

La revisión, explicó, sirve para detectar si existe algún riesgo de sufrir la enfermedad y, en caso de tenerla, qué tan avanzada está y con ello se puede dar un tratamiento para evitar que siga progresando.

En caso de que el paciente no tenga ningún cambio en su retina, dijo que solo se recomienda seguir haciéndose el estudio anualmente y, en el caso de las mujeres embarazadas, es recomendable realizarlo entre las semanas 20 y 28 de embarazo.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!