La pluma profana: “Inocencia castrada”

0
215

Por El Markés
La infancia es un período que aunque muy poco recordamos cuando nos encontramos en la madurez, es un tiempo en el que la imaginación y los sueños no tienen límite. En ese tiempo tan benigno se sueña con ser algo que a la postre y ver la situación reinante, se rompe. No es raro escuchar a un niño decir que desea ser astronauta, médico o arqueólogo. Nada es imposible, lamentablemente sólo una pequeña parte logra cristalizarlo.

Se dice que los tiempos idos siempre fueron mejores, sin embargo, en el abuso contra menores sí desacertamos. La dominación infantil es un fenómeno social del que el hombre no ha deseado liberarse por el simple hecho de que se sirve de ella. Muchos de los criminales que existen hoy en día, son ejemplares humanos que fueron cultivándose en el ambiente de la corrupción, de modo que al llegar a la edad en la que ya podían discernir entre lo bueno y lo malo, por pura naturalidad optaron por la delincuencia.

Hoy por hoy existen generaciones enteras de niños que van directo a la desinformación y a la ignorancia al no saber leer, escribir y a creer que no tienen derecho a opinar al crecer bajo el yugo de un cacique que desde pequeños los ha obligado a obedecer y nada más.

Coahuila, seguido por Veracruz, Chiapas y Oaxaca, es uno de los estados con más explotación física. Existen registros por miles en los que se ha detectado el cómo grandes grupos de menores trabajan en el campo. Nadie estaría en contra de que un pequeño trabajara, de hecho es algo que lo ennoblecería. El problema social se viene cuando el menor es violentado, privado de una educación, de un vestir digno y despojado de la compañía de una madre, pieza importante en su crianza. La denominada Región Carbonífera, en el estado de Coahuila, es un claro ejemplo de injusticia y trata infantil. Dicha región está atestada de mantos cuyo mineral oscuro es uno de los más codiciados internacionalmente.

En la extracción de carbón y debido a la falta de seguridad o utilización de maquinaria obsoleta, por décadas miles de mineros han muerto en accidentes como derrumbes, explosiones u otra clase de sucesos. Con respecto a los menores, lo dañino viene cuando los patrones, muchos de ellos enlazados con altos mandos políticos, solapan en corrupción que éstos trabajen sin prestación alguna. Las muertes de infantes comúnmente son cubiertos por apoyos a las familias y gastos funerarios, caso cerrado. Eso es en minería. La explotación en el campo es otra cosa. Se han descubierto en sitios muy alejados del estado fronterizo con Estados Unidos, grandes grupos de menores tratados peor que animales en sembradíos de maíz, avena y sorgo. Otros más son ocupados como peones sin paga. En sí, es un tipo de esclavitud tan moderna que pasa por parecer normal. Sin duda alguna el abuso contra la infancia es uno de los hechos más vergonzosos de la humanidad.

Si hablamos del comercio sexual infantil, todo el país se luce por saber exportar, también encubiertos por mafias políticas, los mejores ejemplares físicos. Curiosamente se ha descubierto que muchos de los compradores de estos servicios sexuales van desde magnates, políticos y hasta líderes religiosos.

Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco y Chihuahua lideran el comercio sexual infantil. Los demás estados de la república no quedan excluidos. Lo hacen en proporciones menores, pero igualmente significativas. Hoy por hoy, y las cifras y evidencias no mienten, estamos maquilando generaciones enteras de niños y jovencitos con un alto grado de perversión, corrupción y violencia. Todo es un resultado natural causado por una educación de malísima calidad y de principios morales que han quedado en desuso.

Hoy la inocencia ha sido castrada de un modo violento y sanarla es un asunto que no parece importarle a nadie. Hoy se nos ha venido encima la Generación Nini, la Generación Blandita y otras tantas absurdas generaciones… todo a causa de una pasividad que en definitiva nos está llevando al abismo, a una destrucción causada por nosotros mismos. Adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!