Caos en Reynosa por cierre de 50 gasolineras

0
106

REYNOSA.- El repentino cierre de gasolineras en esta ciudad fronteriza, ocasionado por problemas de facturación, generó un caos vial con decenas de automóviles varados en medio de las avenidas y largas filas en los expendios que continúan abiertos.

Rigoberto Ramos Ordoñez, presidente de la Asociación de Gasolineros de Reynosa, explicó que la falta de suministro se debe en gran parte a que la empresa Petro Seven no ha podido aplicar el 8% de IVA, como ha ocurrido en toda la franja de la frontera norte, y en el sistema les aparece que deben cobrar el 16%, por lo que decidieron cerrar sus estaciones.

Explicó que en esta ciudad existen alrededor de 140 gasolineras, en 50 de las cuales se encuentran tiendas de conveniencia Super 7, y es ahí donde las bombas fueron clausuradas.

Tras señalar que el decreto firmado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ordena bajar 8% los precios de los combustibles en esta zona limítrofe, para igualarlos con los de los competidores de Texas, Estados Unidos, Ramos explicó que en las estaciones de servicio Petro Seven aún no existe la plataforma para adecuar los procesos de facturación, porque la Secretaría de Hacienda no se ha actualizado, de manera que el problema no es por un intento de acaparamiento.

“La competencia, en este caso Super 7, decide esperarse y no vender a la ciudadanía su producto porque no tienen la manera o no quieren facturar al 8% porque su plataforma sigue siendo al 16%. De alguna manera ellos tendrán un problema interno, un control interno y han decidido no tenerlo”, sostuvo el vocero de los gasolineros.

Por ello, en el transcurso de este lunes se formaron largas filas de vehículos que, sin el servicio de una de las más grandes despachadoras, han tenido que buscar otros proveedores, lo que ha incrementado el tiempo de estancia en las estaciones ubicadas en esta ciudad.

De acuerdo con Ramos, en sitios que habitualmente la fila era de dos automóviles, ahora es de 15, y ahí permanecen hasta recibir el combustible.

Junto con este problema está el de las cancelaciones de algunos puntos de venta en ciudades fronterizas tamaulipecas como Río Bravo y Matamoros, ordenadas por Petróleos Mexicanos (Pemex), debido a que en esos puntos se detectó que había nexos con vendedores ilegales de combustible o huachicoleros.

“Hoy por hoy Reynosa no tiene problemas de desabasto. ¿Qué es lo que pasa? No nos desesperemos, simplemente la demanda es exagerada y no se tiene la suficiente infraestructura en las gasolineras que había, y al cierre del Super 7 se vuelve un poco caótico llegar a una gasolinera y cargar en cinco o 10 minutos, como estábamos acostumbrados”, abundó.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!