Regresan restos de Debanhi a su tumba tras exhumación; “dejamos las cosas en manos de Dios”, dice su papá

0
109

MONTERREY.– Este sábado por la tarde fueron sepultados nuevamente en el panteón de Laguna de Labradores en el municipio de Galeana, los restos de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, después de permanecer alrededor de 20 horas en las instalaciones del servicio Médico Forense, en la capital del estado, para la realización de una segunda necropsia por parte de un equipo interinstitucional de peritos forenses, estudio que determinará en definitiva las causas de su muerte.

La exhumación de los restos de Debanhi se realizó el viernes, después que un juez de control autorizó la diligencia, por solicitud de la Fiscalía Especializada en Feminicidios en respuesta a una demanda de los padres de la joven estudiante de leyes, inconformes porque la autopsia inicia señaló que su deceso fue de forma accidental por una contusión profunda de cráneo, mientras un peritaje externo ordenado la familia, concluyó que la joven fue asesinada.

Luego de salir de Laguna de Labradores alrededor de las 14 horas del viernes con los restos de la joven universitaria, el cuerpo fue ingresado al Semefo cerca de las seis de la tarde para la nueva necropsia que practicaron peritos forenses de la Fiscalía General de Justicia del Estado, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y un experto internacional que llegó desde Guatemala.

Los trabajos de los peritos concluyeron a las cuatro de la mañana de este sábado; pero luego del cumplimiento de los protocolos correspondientes, fue hasta las 14:15 horas que, en una camioneta del Servicio Médico Forense que formó parte de una caravana de diez vehículos, el cuerpo de la joven fue trasladado nuevamente a su morada final en Laguna de Labradores.

Poco antes de las 18 horas, el contingente arribó al panteón del barrio Jalisco, donde Debanhi descansará finalmente en la misma tumba donde ya había sido sepultada el pasado 23 de abril, un día después que su cuerpo sin vida fue localizado en el fondo de una cisterna en el motel Nueva Castilla, trece días después de su desaparición, tras acudir a una fiesta y ser abandonada por una taxista a orillas de la carretera a Nuevo Laredo.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!