“No vacunados recibirán peor impacto de ómicron”

0
25

Ginebra.— Mientras la variante ómicron arrasa en el mundo, se suman las voces que advierten que pocos, si acaso alguno, podrán evadir el contagio.

El principal asesor de la Casa Blanca en el tema del coronavirus, Anthony Fauci, lo dijo ayer claramente, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) insistía en la peligrosidad del virus. “Ómicron, con su grado extraordinario, sin precedente de eficiencia de transmisibilidad, eventualmente contagiará prácticamente a todos”.

Sin embargo, Fauci aclaró que eso no significa que todos los que se contagien desarrollarán formas graves de la enfermedad. La gran diferencia, dijo a J. Stephen Morrison, vicepresidente del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, son las vacunas. “Prácticamente todo el mundo terminará expuesto y probablemente se infectará. Los que han sido vacunados… y han recibido refuerzo, estarán expuestos. Algunos, quizá muchos de ellos, se contagiarán, pero es muy probable, con algunas excepciones, que les vaya razonablemente bien, en el sentido de que no tendrán que ser hospitalizados, ni morirán”.

En cambio, acotó, los no vacunados “se llevarán la peor parte de todo esto”.

Un día antes, la OMS había advertido que en los próximos dos meses, prevé que más de la mitad de los europeos se habrá contagiado de Covid-19, ante la expansión de ómicron.

Ayer, la OMS aseguró que ómicron, que infecta a las personas a un ritmo que el mundo no había visto desde el inicio de la pandemia de Covid-19, “sigue siendo un virus peligroso”, aunque cause síntomas menos graves. Los casos de coronavirus casi se duplicaron en las Américas en la primera semana de enero.

Al igual que Fauci, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, puso especial énfasis en los no vacunados.

“Aunque ómicron causa síntomas menos graves que delta [la variante hasta ahora dominante], sigue siendo un virus peligroso, especialmente para quienes no están vacunados”.

En el informe semanal, publicado el martes por la noche, la agencia de salud de Naciones Unidas documentó unos 15 millones de nuevos casos de Covid-19 la semana pasada y más de 43 mil muertes. Todas las regiones del mundo reportaron un aumento en los contagios salvo África, donde las autoridades registraron un descenso de 11%.

Se indicó que el número de nuevos casos en la última semana subió en torno a 55%, aunque el número de muertes se mantuvo estable.

La OMS señaló que América batió su récord de casos de Covid-19 esta semana con un aumento de 78%, debido principalmente a Estados Unidos. Europa registró 31% más de contagios y un descenso de 10% en las muertes. El incremento más grande de los casos de Covid-19 se detectó en el sureste de Asia, donde aumentaron en más de 400%, con las cifras más altas en India, Timor Oriental, Tailandia y Bangladesh. Las muertes en la región cayeron 6%.

Directrices confusas

En EU, que el martes batió el récord de ingresos hospitalarios por Covid-19, con más de 145 mil personas, las autoridades sanitarias están en el punto de mira por la confusión en cuanto a los días de aislamiento y el uso de mascarillas.

En la rueda de prensa semanal de la Casa Blanca sobre el Covid-19, el equipo del presidente Joe Biden no supo aclarar qué tipo de cubrebocas hay que usar frente a la nueva variante.

La directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, negó que su organismo esté estudiando recomendar a los estadounidenses el uso de tapabocas de “mayor calidad” y sentenció que “cualquier mascarilla es mejor que ninguna”. Pero en la misma comparecencia, Jeff Zients, coordinador del equipo de respuesta del gobierno a la pandemia, afirmó que la Casa Blanca “está considerando seriamente” facilitar el acceso a estos insumos de mayor protección, como las KN95 o N95, que las de tela. Walensky acabó admitiendo que los CDC actualizarán su página web para ayudar a los estadounidenses a elegir mascarilla y a usarla correctamente.

La directora de los CDC ya era blanco de la polémica desde que recomendó, a finales de diciembre, que los contagiados con ómicron que sean asintomáticos levanten su cuarentena a los cinco días, sin necesidad de hacerse una prueba negativa antes de salir de nuevo, una decisión motivada por la falta de personal que los aislamientos generaron en varios sectores, incluidos los hospitales. Tras ello, la Asociación Médica Estadounidense puso el grito en el cielo, porque “cientos de miles de personas podrían regresar al trabajo y la escuela, y seguir contagiando si siguen la nueva guía de los CDC”. Aunque en Europa también se han reducido los días de aislamiento, sí se requiere de una prueba negativa antes de que los pacientes puedan retomar su vida normal.

En Polonia, un grupo de investigadores de la Universidad Médica de Bialystok (este) identificó una variante genética que hace que los portadores sean más vulnerables al Covid-19 y sufran una mortandad superior.

Pero aún hay quienes minimizan el virus, como el presidente Jair Bolsonaro, que ayer dijo que “ómicron no ha matado a nadie… Según algunas personas estudiosas y serias, y sin relación con las farmacéuticas, ómicron es bienvenida y puede señalar el fin de la pandemia”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!