La pluma profana de El Markés

0
15

Me dejaron botao

No hace ni veinticuatro horas nos encontramos en redes sociales un video donde un niño es auxiliado por integrantes de la patrulla fronteriza en alguna parte del extensolímite entre México y Estados Unidos.

Me dejaron botao, dijo este niño que ha conmovido a medio mundo, me dejaron botao y tengo miedo de que me hagan algo que me secuestren o no sé. Por buena fortuna los oficiales lo llevaron a donde debía ser para lograr ubicar a su familia en su país de origen.

Más  de uno ha expresado su sentir al ver esa expresión infantil que bien podría ser la suma de todos los miedos que poseen los chiquillos que son abandonados por sus padres o por los denominados polleros o coyotes apenas cruzan la frontera.

La inocencia se ve reflejada en unas facciones de niño que parece desconocer a la autoridad, a esa autoridad que es enemiga del migrante pero que a punto de un miedo desbordante, solo pide ayuda.De pronto se ha evidenciado por medio de videos el modo en el que los niños son abandonados en la frontera para que sigan por sí solos su camino tierra adentro. Muchos de ellos mueren al intentar cruzar el rio bravo, en el desierto, explotados laboral o sexualmente o en el peor de los casos, desaparecidos por el crimen organizado. Durante el gobierno de Donald Trumpse evidenció el cautiverio de los niños. A muchos escandalizó verlos en jaulas como si fueran animales peligrosos.

Es en verdad sorprendente la enorme cantidad de migrantes que en operación hormiga, poco a poco, silenciosos y con mucha cautela, se han ido acercando a la frontera. Muchos de ellos viajan por kilómetros, se apostan en ciudades fronterizas como El Paso, Piedras Negras, Ciudad Acuña, Mexicali y otras muchas más, sólo para aguardar el momento idóneo para saltar la valla, el muro, usar algún túnel o la ayuda de algún denominado “coyote” que les hará el trabajo de cruzarlos.

¿Qué busca la gente migrando a otros países?… erróneamente podríamos decir que la búsqueda principal es la mejoría de su vida económica, sin embargo, existen personas a las cuales les importa más la preservación de la vida que un interés meramente monetario. Me sorprenden por ejemplo las enormes migraciones que se viven en Europa y en todas y cada una de ellas, el abuso de quienes se niegan a darles cobijo. México ha sido por siglos un paso necesario a los Estados Unidos. Bien podríamos estar hablando de quienes buscar una estabilidad económica mucho mejor de la que tienen en sus países de origen, como igual ir tras la paz que el narcotráfico y la violencia les ha robado.

El ambiente musical es uno de los que igual toman a México como un escalón necesario para catapultarse como artistas y llegar mucho más pronto al país de las barras y las estrellas. Son muchos los actores y cantantes que tras hacer carrera actoral o musical en nuestro país, de pronto ya se encuentran incursionando en la unión americana.

Las migraciones en sí tienen muchos propósitos, bien puede ser para solicitar asilo político, asilo humanitario, económico, migración cultural, migración familiar, por causas bélicas o catástrofe humanitaria. Con todo y sus nobles o justificadas razones, el daño que viene después es algo que pesa cuando los objetivos no se logran. Son muchos los migrantes que viajan de Sudamérica con destino a los Estados Unidos, que terminan viviendo en alguna parte de la república mexicana. Es increíble, por ejemplo, cuando se viaja a Ciudad Acuña o Piedras Negras, la cantidad de cubanos o dominicanos que van en el bus. Sorprendente igual es el verlos descender en cualquier tramo de la frontera y contemplarlos ir saltando una cerca de púas para luego tomar una vereda que los hace perdidizos en la espesura del monte al caer la tarde. Y van así, con sus niños, una chamarra y un bote con agua. Van con la esperanza de que nada se les pondrá enfrente. Muchos de ellos van por tercera o cuarta vez, siempre creyendo que en esta ocasión todo será diferente.

Según las estadísticas, sólo dos de cada diez migrantes logra establecerse en un sitio y trabajo seguro en la unión americana, el resto se distribuye en ahogados, capturados y repatriados y en el peor de los casos, capturados por la delincuencia para utilizarlos para sus fines en la distribución de la droga.

No hace ni veinticuatro horas que nos dimos por enterados de que se ha creado una alianza entre el gobierno de Biden y de López Obrador para ir tras los denominados polleros y Coyotes, esas personas sin entraña que trafican con personas. Será una gran labor, ciertamente de esta tipo de bestias hay miles a lo largo y ancho de México.

Nadie migra por gusto, todo aquel migrante que usted vea a la vera del camino, que vende dulces para pasar el día o limpia sus parabrisas, todos ellos tienen un sueño que se les ha truncado o que están trabajando en él. Deje de lado su orgullo y dejemos de juzgar sus decisiones. Ahora estamos aquí, mañana quién sabe. La velocidad de la vida es tan de prisa que no sabemos si un día seremos migrantes o habitantes de un país extraño, un país huraño que nos mirará raro y que no querrá ni responder a nuestra temerosa sonrisa, adieú.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!