Jim Harbaugh admite que una disculpa no es suficiente tras golpiza entre jugadores

0
28

DETROIT.– Se sabe que en el futbol americano colegial existen grandes rivalidades entre las Universidades, más, cuando comparten estado y son bastante exitosas. Así es la situación entre los Spartans de Michigan State y los Wolverines de Michigan.

Pero, la rivalidad sobrepasó los límites el fin de semana pasado después del partido donde la Universidad de Michigan fue a visitar al estadio de Michigan State.

Desafortunadamente para los Spartans, las cosas no salieron nada bien en el emparrillado, porque los Wolverines los aplastaron gacho con un marcador de 29-7.

El problema, es que no todo se quedó en el campo de juego, porque los Spartans decidieron llevar la situación un poco lejos. En los túneles hacia vestidores, entre varios de Michigan State golpearon a unos cuantos de los Wolverines.

Sin duda, la violencia no resuelve lo que no se pudo hacer en el campo y un par de jugadores de los Wolverines se vieron superados en números, por lo que tuvieron que comerse varios golpes en la trifulca.

Lamentablemente no sólo fueron golpes, que ya es algo que no se debe de permitir, porque las imágenes muestran a un jugador de Michigan State balancear su casco contra uno de Michigan.

Ja’Den McBurrows y Gemon Green fueron dos jugadores de los Wolverines que fueron golpeados por una multitud de jugadores de Michigan State.

Después del partido y de la bronca que túneles, los Spartans tomaron cartas en el asunto y suspendieron inmediatamente a Tank Brown, Khary Crump, Angelo Grose y Zion Young.

“Actualmente estamos trabajando con la policía para evaluar aún más los eventos en Ann Arbor, que incluyen, entre otros, la participación adicional de estudiantes atletas en los altercados. Las suspensiones iniciales permanecerán vigentes hasta que se completen las investigaciones“, dijo el entrenador en jefe Mel Tucker en un comunicado.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!