Hallan a joven extraviado en Sierra de Tamaulipas

0
653

Luego de estar desaparecido más de 41 horas en la Sierra Madre, fue encontrado el joven con autismo Luis Fernando Smer Barreto, sólo con algunos raspones y con un cuadro de deshidratación.

Camilo Hernández Ortiz, habitante del ejido Vicente Guerrero, a las 8:00 horas de hoy, con un joven, se disponía a participar en la búsqueda de Luis Fernando, y en una camioneta comenzaron a bajar la Sierra Madre rumbo al paraje “Los Troncones”.
“Él iba caminando hacia arriba de la Sierra cuando lo encontramos, en el mero camino, en la bajada de La Guacamaya”, explicó Don Camilo.

Dijo que el joven aceptó acompañarlos, “está un poco golpeado de la cara, como si se hubiera caído”.

El hombre relató que el sitio donde hallaron al joven se ubica a dos horas y media a pie desde las faldas de la montaña.

Don Camilo llevó a las autoridades al joven y de inmediato fue trasladado en un vehículo de la Cruz Roja para ser valorado en el Hospital General. Los paramédicos comentaron que tenía algunos raspones y presentaba un cuadro de deshidratación.

Luis Fernando Smer Barreto, quien padece de autismo, desapareció la tarde del sábado, aproximadamente a las 16:00 horas, a la altura del sitio conocido como “La Sepultura”, del parque recreativo “Los Troncones”.

Según los testimonios, Luis Fernando estaba bajo el cuidado de Marco Bladimir Carrizal, de 23 años de edad, y en un descuido ya no lo encontró.

Más tarde, la Coordinación Estatal de Protección Civil informó de la desaparición del joven de 18 años de edad y se activó un operativo de búsqueda. Participaron elementos de Protección Civil, del Ejército, de Fuerza Tamaulipas Montada, y grupos de voluntarios, entre cabalgantes, habitantes de la zona y de clubes 4 x 4.

El principal temor de los familiares de Luis Fernando fue su condición de autismo, ya que eso dificultaría encontrarlo, además de que pasó dos noches a la intemperie en la Sierra Madre, con intenso frío.

Cuando su hijo fue trasladado al Hospital General, para su valoración, su mamá, Maribel Barreto, visiblemente emocionada expresó, “me ha vuelto la vida, no tengo palabras para expresarles mi agradecimiento a tanta gente que sin conocernos nos ayudó”.