Frente No a la Minería pide a Semarnat no regularizar 75 obras de compañía canadiense en Oaxaca

0
43

OAXACA.- El Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y Todos acusó a la Compañía Minera Cuzcatlán de operar en la ilegalidad al construir 75 obras irregulares, que no fueron declaradas en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) original que se presentó ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Esa es la razón, aseguró, por la que la empresa minera, filial de la canadiense Fortuna Silver Mines, entregó a la Semarnat una segunda MIA denominada “San José II”, con la intención de regularizar las obras que realizaba de manera ilegal y explotar sus territorios por 10 años más.

Mediante un comunicado, el Frente conformado por representantes de nueve comunidades de los Valles Centrales de Oaxaca, exigió a la dependencia federal no autorizar la Manifestación de Impacto Ambiental denominada “San José II”, porque además, el documento presentado por la empresa no considera los impactos sinérgicos, residuales y acumulativos del proyecto.

Lo anterior, luego de que la empresa afirmara que el proyecto minero “San José” no ha generado contaminación en los arroyos, ríos y agua de la región; que ha brindado apoyo a las comunidades, y luego de expresar también que tiene “buenas relaciones” con las comunidades vecinas, señalaron.

“No queremos ningún apoyo de la empresa minera, expresamos que nuestra demanda principal es la cancelación del proyecto minero y la salida de nuestros territorios en respeto de nuestro derecho a la libre determinación”, respondieron a la compañía.

El Frente informó que sus asambleas comunitarias han determinado prohibir cualquier actividad que tenga por objeto explotar sus bienes comunes, incluidos los minerales, por lo que Minera Cuzcatlán opera sin el consentimiento de sus comunidades, resaltaron.

“Magdalena Ocotlán ha vivido los impactos producidos por los derrames de la presa de jales en el río El Coyote en 2018, y la contaminación hallada en el río Santa Rosa en 2020”, agregó.

Asimismo, recordó que estudios realizados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y estudios independientes concuerdan en que, en ambos afluentes existe la presencia de aluminio, manganeso, además de hierro.

“Es importante mencionar que en estos 10 años de explotación minera, en nuestras comunidades ha disminuido considerablemente los niveles de nuestros pozos de agua. Minera Cuzcatlán contamina impunemente el agua de nuestra región, ya que hasta el momento ninguna autoridad federal se ha hecho responsable de dichos actos”, finalizó el Frente.

Aunque la compañía minera reconoce que esa nueva solicitud de Manifestación de Impacto Ambiental es para regularizar sus edificaciones en la región, señaló que éstas no generan impactos ambientales adversos o distintos a los ya manifestados en la MIA original.

“El pasado 7 de julio de 2020, CMC solicitó a la Semarnat la autorización de una Manifestación de Impacto Ambiental (“MIA”) en su modalidad Regional (“MIA-R San José II”) como parte del proceso de regularización derivada de una inspección de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizada en el año 2017 sobre edificaciones que muestran variaciones con respecto a la MIA original autorizada en 2009. Estas variaciones no generan impactos ambientales adversos o distintos a los ya manifestados en la MIA original”, apuntaron.

Por su parte, Compañía Minera Cuzcatlán ha acusado que actores ajenos al municipio de San José del Progreso de diferentes organizaciones han montado una campaña de desinformación sobre la Manifestación de Impacto Ambiental.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!