Es difícil que Tony Stark vuelva al Universo Cinematográfico de Marvel Marvel Studios

0
90

El Tony Stark de Robert Downey Jr. (Zodiac) es una de las figuras más prominentes en la primera etapa del Universo Cinematográfico de Marvel, a la que, por la historia de los planes genocidas de Thanos (Josh Brolin), se conoce como la Saga del Infinito. El magnate tecnológico interviene en diez de sus veintitrés películas entre Iron Man (Jon Favreau, 2008) y Avengers: Endgame (Joe y Anthony Russo, 2019), al final de la que se sacrifica para salvar al universo del Titán Loco en un momentazo inolvidable para el público.

En Spider-Man: No Way Home (Jon Watts, 2021) vemos cómo se trae de vuelta a villanos que, en sus propios largos, acaban muertos. Es lo que ocurre con Norman Osborn o el Duende Verde (Willem Dafoe) de Spider-Man, Otto Octavius o el Doctor Octopus (Alfred Molina) de Spider-Man 2 (Sam Raimi, 2002, 2004), el doctor Curt Connors o Lagarto (Rhys Ifans) de The Amazing Spider-Man y el Max Dillon (Jamie Foxx) de The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (Marc Webb, 2012, 2014). ¿Podría hacerse lo mismo con Tony Stark en el multiverso?

Chris McKenna: “No podíamos seguir yendo al pozo de Tony Stark”

Según los guionistas Chris McKenna y Erik Sommers (Jumanji: Bienvenidos a la jungla), que han escrito hasta ahora los filmes Spider-Man: Homecoming (Jon Watts, 2017), Ant-Man y la Avispa (Peyton Reed, 2018), Spider-Man: Lejos de casa (Watts, 2019) y la mencionada Spider-Man: No Way Home en el Universo Cinematográfico de Marvel, no hay planes para recuperar a Iron Man sirviéndose de la coyuntura multiversal. Es lo que han dicho durante una reciente entrevista para el podcast The Q and A with Jeff Goldsmith.

En su experiencia, al productor ejecutivo Kevin Feige y compañía, “simplemente, no les gusta evocar constantemente [a Tony Stark]”, en palabras de Chris McKenna. “Quiero decir, obviamente, Tony proyectó una sombra muy grande incluso después de Endgame, con lo que lidiamos en Lejos de casa. Pero creo que todos sintieron que no podíamos seguir yendo al pozo de Tony”, por mucho que los espectadores añoren al superhéroe de Robert Downey Jr.

“Creo que de lo que comenzamos a darnos cuenta mientras escribíamos esto es que [Tony] no era el tío Ben. Era una figura paterna, había un vínculo entre ellos”, continúa el guionista, hablando también en nombre de su compañero Erik Sommers. “Pero creo que al escribir [Spider-Man: No Way Home], empezamos a percatarnos de que teníamos la oportunidad de contar una historia diferente para Peter Parker [Tom Holland] y que, al final de esta película, tal vez sea una historia de origen diferente a la que todos los demás han asumido en este punto”.

Iron Man no pintaba nada en ‘Spider-Man: No Way Home’

Como bien sabemos, Spider-Man: Homecoming establece a Tony Stark como mentor de Peter Parker en su confrontación con Adrian Toomes o Buitre (Michael Keaton). En Spider-Man: Lejos de casa, el superhéroe no solo debe lidiar con la amenaza de Quentin Beck o Mysterio (Jake Gyllenhaal), sino también con la pérdida del personaje encarnado por Robert Downey Jr. Pero, en Spider-Man: No Way Home, las tribulaciones para el superhéroe son muy distintas, con el compañerismo de sus variantes, la de Tobey Maguire y la de Andrew Garfield.

“No creo que tener a Tony aquí hubiera servido para nada”, prosigue Chris McKenna. “Comenzamos a darnos cuenta de que el ímpetu moral, el hito de su vida, es [la tía] May [Marisa Tomei] y que, por primera vez, está siendo puesto a prueba para saber si realmente puede vivir de acuerdo con el código que ella le inculcó”. Es decir, el de la frase mítica, pronunciada por primera vez en el Universo de Marvel en Spider-Man: No Way Home, de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. “Eso es de lo que realmente trata la historia de este Peter Parker”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!