Congreso deja leyes pendientes… y gasta 91 millones en su seguridad

0
831
La falta de acuerdos imperó en el Congreso de la Unión, donde sus integrantes dejaron diversas reformas importantes en el tintero. (Agencia El Universal)

CDMX.- La falta de acuerdos imperó en el Congreso de la Unión, donde sus integrantes dejaron diversas reformas importantes en el tintero.

En la Cámara de Diputados se atascaron la reformas penales o relativas a la tortura y de aguas nacionales, y en el Senado quedaron pendientes la del Sistema Nacional Anticorrupción y la de regulación en el uso de la marihuana. Aunque éstas se prevén discutir en un periodo extraordinario después de los comicios del 5 de junio.

Para el politólogo José Antonio Crespo, la Cámara Alta dejó pendientes porque están centrados en los procesos electorales. Luis Carlos Ugalde dijo que los estancamientos fueron por “razones políticas”.

Legisladores admitieron insatisfacción; es irresponsable abordarlas sin revisarlas, justificaron.

Gastan diputados 91 millones en su seguridad

La Cámara de Diputados invierte 91 millones de pesos para renovar su sistema de seguridad e incluye en su equipamiento dos drones.

Los legisladores federales estrenan esta protección porque, de acuerdo con la Secretaría General en San Lázaro, el sistema actual es obsoleto.

Argumentan que al renovar la red de videovigilancia y cableado estructurado, así como el equipo de seguridad exterior y de revisión vehicular y peatonal, se busca detectar cualquier indicio de posible daño o peligro para los diputados al interior del Palacio Legislativo.

La Secretaría General en San Lázaro señala que la renovación tecnológica pretende poner a la Cámara Baja a la vanguardia, pues su anterior sistema era viejo, con poco alcance y de muy baja resolución.

El sistema incluye dos dispositivos que hasta ahora no se habían utilizado debido a que la Cámara está a la espera de la autorización por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Los drones están programados para ser usados en casos muy específicos, como manifestaciones de gran multitud. Su costo es de aproximadamente 50 mil pesos.

Diariamente entran a la Cámara Baja entre nueve y 12 mil personas, de las cuales 6 mil son empleados.

La oficina de Comunicación Social confirmó la necesidad de reforzar la seguridad dentro de los edificios, y detalló que el monto del contrato firmado en diciembre pasado fue por 76 millones de pesos, incluido el IVA.

Después la Cámara Baja precisó que se amplió el costo y fijó un aumento de 15 millones de pesos para realizar ajustes en otras áreas, como el Centro de Desarrollo Infantil, el estacionamiento subterráneo y las oficinas de Movimiento Ciudadano.

La renovación tecnológica se divide en tres partes: la primera, detección de objetos; segunda, verificación de automóviles con un sistema que genera archivos fotográficos y explora visualmente por debajo de los vehículos para detectar elementos sospechosos; y tercera, la red de comunicación de última generación que incluye cámaras que pueden realizar videos analíticos e identificar objetos, desde un portafolio hasta una caja con explosivos.