Tensión en Alemania por manifestaciones a favor de Erdogan

0
447
Foto: Cortesía

Las tensiones que se viven estos días en Turquía se han trasladado a Alemania, que además de ser socio político de primer orden de Ankara alberga a su mayor comunidad en el exterior con casi tres millones de personas de origen turco. Tras el golpe de Estado fallido, el gobierno de Erdogan ha llevado a cabo una purga salvaje por la que miles de soldados, jueces y maestros y centenares de periodistas han sido detenidos acusado de conspirar contra el gobierno.

Alemania ha tratado de no verse salpicada por el clima de miedo y represión que vive Turquía tras la intentona golpista. “No vamos a permitir vernos contagiados por las tensiones internas de Turquía, ni vamos a permitir que una parte de la población tenga miedo por pensar diferente”, dijo ayer el ministro de asuntos exteriores, Walter Steinmeier, en declaraciones al diario Süddeutsche Zeitung.

Sus palabras han surtido un nulo efecto en el grueso de la comunidad turca, que ha preparado para este domingo una multitudinaria manifestación en Colonia de apoyo al presidente Erdogan. Los cánticos de las miles de personas que se reúnen a la orilla del Rin con banderas rojas en mano no son los únicos que se escuchen en la ciudad. En paralelo a ésta, hay anunciadas otras dos marchas más: una de signo izquierdista contra las medidas adoptadas tras la intentona golpista y otra de una agrupación ultraderechista local que protesta contra la construcción de mezquitas.

Las autoridades prevén que alrededor de 30.000 personas se sumen a la concentración, que durará toda la tarde y que ha sido organizada bajo el lema “Sí a la democracia, no al golpe” por la asociación Unión de Demócratas Turcos Europeos (UETD), considerada próxima al partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP).

La UETD había planeado retransmitir en directo en una gran pantalla un discurso del presidente turco, pero la policía lo prohibió para evitar que los ánimos se caldearan y logró el respaldo de la justicia. Los organizadores recurrieron incluso al Tribunal Constitucional, que ha rechazado a última hora su petición por razones formales y al considerar que el veto no limitaba el derecho a la libre manifestación. La presidencia turca ha criticado la decisión y el portavoz del presidente Erdogan, Ibrahim Kalin, la ha calificado en un comunicado de “inaceptable”.

Con respaldo de los estados federados vecinos y material antidisturbios, la policía ha movilizado en la ciudad alrededor de 2.700 agentes para evitar incidentes, debido a las contra manifestaciones convocadas.