Juicio contra expresidentes: a un año de la consulta popular, FGR será la única que promueva investigaciones

0
39

CD. DE MÉXICO.- Ayer 1 de agosto se cumplió un año de la realización de la Consulta para enjuiciar a expresidentes de México, y aunque la mayoría de los votos recabados apoyaron al proceso, no resultó vinculante.

Luego de ser recordada la reciente investigación contra Enrique Peña Nieto enviada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseveró que -si el pueblo no lo pide- él ya no promovería las denuncias a sus antecesores, pues, dijo, cuando lo hizo mediante la consulta popular, hubo complot de los medios.

“Nadie habló de eso para que no se cumpliera con el número de votos. Entonces, votaron para que se investigara, pero no llegó al número que exige la ley. Pero yo cumplí con mi responsabilidad”, afirmó.

Por esa razón, comentó, actualmente solo la Fiscalía General de la República (FGR) está a cargo de promover las demandas presentadas. Pese a ello, aseguró que “no se ha detenido” ninguna denuncia enviada de la UIF u otro ente al órgano.

“Ya no es un asunto que tenga que ver con el presidente. Yo no estoy promoviendo esas denuncias. Existen. Si hay pruebas, la Fiscalía que es autónoma va a actuar”.

Tras confirmar que algunos de sus antecesores sí tienen procesos abiertos en su contra, Andrés Manuel declaró que solicitará a la institución encabezada por Alejandro Gertz Manero brindar un informe respecto al número de denuncias y el avance de estas.

“No creo que haya problema”, expresó este martes desde Palacio Nacional, insistiendo que la ideología de su Gobierno será la “no venganza” y cero corrupción en adelante. Aún así, prometió que se hará valer la ley contra los exmandatarios si así lo determinara la Fiscalía.

“No podemos ser cómplices nosotros. Eso es lo que quisieran nuestros adversarios. No somos iguales. Nosotros no establecemos relaciones de complicidad”.

En otro momento, pero bajo la misma línea, Andrés Manuel se dijo respetuoso de la vida personal de sus adversarios, en específico de sus antecesores. Esto, luego de planteársele que familiares de estos podrían estar vinculados en operaciones u actividades ilícitas.

“No me meto con sus esposas, ni con sus hijos. Pueden ser los más acérrimos adversarios y respeto su vida familiar. Nunca he hecho una crítica a la que fue esposa del presidente Peña, como no lo he hecho de la que es esposa de Calderón, ni de Fox (…) Corresponde a las autoridades resolverlo”, mencionó.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!