Tamaulipas, estado de cerros… ¡y volcanes!

0
339

CIUDAD VICTORIA.- Tamaulipas también es tierra de volcanes, a pesar que no tiene ninguno activo, a lo largo de las zonas montañosas de la Sierra Madre, Sierra de Tamaulipas y la Sierra de San Carlos, existen gigantes dormidos.

El Cerro del Bernal, se ubica en el municipio de Gonzalez, su figura aparece en el escudo de armas de Tamaulipas es un volcán dormido, y a 20 kilómetros de distancia al sureste de Llera de Canales se ubica el volcán identificado como el Cerro la Clementina, en tanto que en San Carlos al norte se ubica el cerro Apóstol.

En un estudio realizado por la Universidad Autónoma de  Nuevo Leon, llamado: “Algunos de los volcanes del noreste de México”, revela que Tamaulipas tiene volcanes jóvenes.

En el documento reseña que a pesar que la región noreste de México, está a cientos de kilómetros del Eje Neovolcánico y de la fosa de Centroamérica,  y no es común oír hablar de volcanes ubicados en estados como; Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y la porción oriental de San Luis Potosí, si los hay.

Sobre todo en Tamaulipas, donde algunos de ellos  son en términos geológicos, relativamente jóvenes, con menos de 28 millones de años.

Algunos de los volcanes del noreste del país, pueden ser más jóvenes de 2 millones de años y contemporáneos con algunos de los volcanes inactivos ubicados en el Eje Neovolcánico.

Todos los volcanes están inactivos luego que sus conductos están rellenos de lava sólida, que se formó al finalizar la última erupción del volcán en cuestión.

En sitios profundamente erosionados, es posible ver rocas y estructuras que se enfriaron lentamente debajo de la superficie, que representan la parte interna del volcán antiguo y son conocidos como cuellos volcánicos.

Son este tipo los volcanes situados en Tamaulipas, como son el Bernal de Horcasitas, el cerro Clementina, el  cerro El Apóstol, el volcan el Zopilote y el Cerro Partido en Ocampo.

Cerro del Bernal volcán más alto

Con una altura de 820 metros, el cerro del Bernal de Horcasitas, es el cuello volcánico más espectacular de Tamaulipas.

Geológicamente, el Bernal es un cuello volcánico obutte con una edad aproximada de 28 millones de años.

El cuello de lava endurecida es el resto delmagma que se abrió camino hacia la superficie, forzando su paso entre las rocas.

Es lo único que queda de este antiguo volcán, cuya composición es sumamente exótica, de una fonolita de olivino.

Esta es es resistente a la erosión, por lo que se ha preservado la elevación, el cerro está conformado por dos partes distintas: la primera, cubierta por una selva tropical, es una gran loma parecida a un cono, cuya base tiene un diámetro aproximado de 10 kilómetros; la segunda, a partir de 500 metros sobre el nivel del mar, está compuesta por peñascos de piedra que surgen casi verticalmente del centro del cono.

Aldama tiene los volcanes mejor formados

Con seguridad, los volcanes que más se acercan a la forma de cono truncado, con una depresión en su cima (cráter), son los ubicados alrededor de Villa Aldama, que son estructuras semejantes al cono de escoria del Paricutín y que tienen derrames de lava color negro asociados a ellos con menos de 2 millones de años.

En tanto que en el municipio de Ocampo se ubican los volcanes el Zopilote y el Cerro partido, ubicados sobre la masa volcánica del Malpais.

Con excepción del Bernal de Horcasitas, los volcanes del noreste de México son, en comparación con los grandes conos compuestos del Eje Neovolcánico, rasgos topográficos muy pequeños.

Los campos de lava asociados a ellos sólo cubren decenas de kilómetros cuadrados y los volúmenes totales de lava expulsada son modestos, pero en varias de las regiones mencionadas son claramente rasgos distintivos en el paisaje y puntos de referencia para los pobladores de esas regiones.

Los volcanes más antiguos, ubicados en la región entre Ciudad Mante y Ébano, así como volcanes antiguos en la sierra de San Carlos, han sido asociados indirectamente, al proceso de subducción que sucedió a lo largo de la costa del Pacífico mexicano y que dio origen a la Sierra Madre Occidental, sólo que esos volcanes estaban a una distancia considerablemente mayor, lo que explica la composición química de sus lavas diferente a la Sierra Madre Occidental.

Atlas de riesgo no contempla los volcanes

A pesar de la existencia de volcanes en Tamaulipas, el Atlas de Riesgo de la entidad, no contempla medidas de prevención o actuación en caso de una erupción volcánica, al considerar que no existe ningún riesgo para la entidad.

En la última década en esta entidad ha crecido el número de sismos que se registran a lo largo del estado, principalmente en municipios como; San Fernando, Burgos, San Carlos, Victoria, Mante, Altamira, González entre otros.

Esta situación originó que por parte del Sistema Sismológico Nacional, se colocara en Tamaulipas, en el municipio de Gómez Farías un sismógrafo, que permitiera medir con mayor precisión la actividad sísmica en esta entidad.

DATOS

VOLCANES INACTIVOS

Cerro del Bernal, en González

Cerro la Clementina, en Llera

Cerro Apóstol, en San Carlos

Volcanes en Aldama

Zopilote en Ocampo

Cerro partido, en Ocampo

Volcán en Mante

Sierra de San Carlos

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!