Seminaristas neolaredenses fueron instituidos como lectores y acólitos en Madrid, España

0
86

NUEVO LAREDO.-El jueves 10 de enero, en la Capilla de la Universidad Pontificia Comillas campus Cantoblanco (Madrid, España)   fueron instituidos lectores y acólitos a los seminaristas Donaldo González, Martín Mendoza, Jesús Medina y Alfredo Ordoñez, para continuar con sus estudios religiosos y en el futuro ser ordenados Diáconos y finalmente Sacerdotes.

En la celebración Eucarística estuvieron presentes sus formadores, profesores, compañeros de la universidad y fieles de las comunidades donde han colaborado.

Previo a la recepción del Orden Sagrado, existieron varios Ministerios, que los aspirantes a presbíteros recibían antes de su ordenación. Se les conocían como Órdenes menores que comprendían el Ostiariado, Lectorado, Exorcistado y Acolitado y las Órdenes mayores formadas por el Subdiaconado, Diaconado y Presbiterado.

En 1972 el Papa Pablo VI a través de una carta apostólica, en forma de motu proprio, llamada «Ministeria Quaedam» estableció que las órdenes menores serían llamadas Ministerios, adaptándose a las necesidades actuales de la Iglesia, quedando el Ministerio del Lectorado y el Ministerio del Acolitado.

El Lector queda instituido para la función, que le es propia, de leer la palabra de Dios en la asamblea litúrgica. Por lo cual proclamará las lecturas de la Sagrada Escritura, pero no el Evangelio, en la Misa y en las demás celebraciones sagradas.

El Acólito queda instituido para ayudar al diácono y prestar su servicio al sacerdote. Es propio de él cuidar el servicio del altar, asistir al diácono y al sacerdote en las funciones litúrgicas, principalmente en la celebración de la Misa; además distribuir, como ministro extraordinario, la Sagrada Comunión.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!