“Pedro Infante y yo sólo teníamos juventud, amor y miseria”

0
121

CIUDAD DE MÉXICO.- María Luisa León fue la primera esposa de Pedro Infante y la mujer que lo acompañó hasta su última morada en el Panteón Jardín, a pesar de que el actor y ella ya no estaban juntos. María Luisa y Pedro iniciaron su romance cuando él aún no era famoso.

En entrevista con EL UNIVERSAL en 1971, habló sobre su tesoro más valioso: el amor de Pedro Infante.

La charla con la primera esposa de Pedro se hizo en la que fue su primera casa, ubicada en la colonia Narvarte, ahí, María Luisa enseñó valiosos objetos del cantante, entre ellos un piano en el que ensayó canciones, así como la primera guitarra que compró.

María Luisa y Pedro se conocieron en Culiacán, cuando él era crooner de una orquesta, ella renunció a las comodidades para acompañarlo en el camino del artista y la fama.

“Sólo teníamos amor, juventud y miseria, tres fuerzas para seguir adelante”, confesó en aquella ocasión en la que se cumplían catorce años de la muerte del artista. María Luisa siempre supo que Pedro tendría un gran futuro en la música

“Creo que desde que le escuché cantar la primera vez, sabía y creía en su voz tan hondamente sentimental. Una noche llegó con un traje, había estado en el Teatro Colonial y ganó un concurso. Palillo le premió con el traje, yo le pregunté qué habían cantado y me contestó que “Nocturnal”… esa fue nuestra canción de la buena suerte”.

María Luisa desenterró sus vivencias y confesó que la mejor etapa que vivió con Pedro fue cuando eran pobres, “deberás muy pobres”, y recordó que cuando ya estaban casados comían sólo una vez al día, en aquél tiempo, por 50 centavos se llevaban a la boca un “banquete” que consistía en sopa caldosa, arroz, guisado, plátanos con crema y café.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!