Neverland: El parque de diversiones de Michael Jackson diseñado para llevar niños a su cama

0
57

Han pasado diez años de la muerte de Michael Jackson y aún no se puede vender su famoso rancho de Neverland, en California. Hoy la propiedad está nuevamente en venta, por la suma de 69 millones de dólares.

Este rancho fue construido en 1982 y diseñado por Robert Altevers. Tiempo después ‘El Rey del Pop’ lo adquirió y vivió ahí por más de quince años.

Neverland, que en español se traduce como ‘Nunca jamás’, hace referencia a la película de Disney: Peter Pan.

En el clásico infantil, Neverland es una isla en la que hay magia y los niños no crecen. Cabe destacar que el rancho de Michael Jackson estaba repleto de estatuas de niños riendo.

El documental Leaving Neverland, de Dan Reed, se estrenó en marzo de este año en Latinoamérica y resultó una experiencia durísima e incómoda para el público, que no a pocos ha hecho replantear su vieja admiración o fanatismo con Michael Jackson, quien es retratado como un depredador sexual.

Además de la descripción gráfica de actos sexuales perpetrados contra menores, el testimonio audiovisual completo deja varios momentos y reflexiones que resuenan en la mente.

Habla de los padres que permitían a sus hijos pequeños dormir con Jackson, sin tener sospechas. Revela que la estrategia del cantante para captar a los menores era seducir primero a los progenitores, específicamente a las madres.

En uno de los momentos más difíciles de ver, James Safechuck, ahora adulto, enseña una caja negra llena de anillos que el cantante de Thriller le regalaba cuando era niño cada vez que lo llevaba a su cama.

El rancho Neverland era un ‘campo de juegos’ diseñado para el abuso sostenido de menores. La descripción que ambos acusados hacen de Neverland, la finca de tres mil acres, y las experiencias que vivieron ahí coinciden con escalofriante exactitud.

Lejos de ser un paraíso para los niños, como la isla de ‘Peter Pan’ de la que robó su nombre, el lugar era el sitio en donde habrían sido sometidos a abusos sexuales continuos, y en donde podía encontrarse pornografía regada.

Los protagonsitas sostienen haber sido sometidos durante años a actos sexuales en las instalaciones del rancho, que contaba con un zoológico y un cine privado.

Las secuelas del abuso llegarían después: estuvieron deprimidos por años. Uno de ellos se negaba a salir de su cama y empezó a abusar del alcohol.

Otro más tenía tanta carga de estrés que lo obligó a dejar su exitosa carrera como coreógrafo y retirarse al campo.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!