Mujer quema la mano a su hijo de 8 años como castigo, en Nogales

0
185

NOGALES, Sonora.- Una mujer fue denunciada por quemar la mano de su hijo de 8 años de edad, al colocarle la extremidad izquierda en el fuego directo de la estufa porque perdió dinero y pensó que se lo había robado.
La Dirección de Seguridad Pública informó que ante las autoridades del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Nogales, se presentó una denuncia de violencia intrafamiliar contra Mística de 25 años de edad, señalada por quemar la mano a un infante.
El reporte señaló que el día 6 de Agosto a las 11:45 horas se presentó a las instalaciones del DIF de Nogales, Miguel Ángel de 53 años de edad, para denunciar a la madre del menor por las lesiones provocadas a su nieto Irving.
El niño fue certificado con quemaduras de primero y segundo grado en su mano izquierda, por lo que la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, solicitó a la Dirección de Seguridad Pública Municipal, el levantamiento del acta en el domicilio de la calle Enrique Bermúdez de la colonia Flores Magón, donde se registraron los hechos.
Las autoridades del DIF dejaron al menor bajo custodia del abuelo, de acuerdo a la instrucción de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia.
Llama DIF Nogales a cuidar a los niños
La directora del DIF Nogales, Ana Esther Álvarez Villa, calificó de preocupante la situación de violencia intrafamiliar que se está presentando, la cual relacionó con el consumo de drogas.
En resguardo, esta institución tiene 38 menores víctimas de sus padres por maltrato físico abuso sexual y abandono.
Y expresó lo lamentable y dramático que resultan historias como la de Rodrigo, un bebé de apenas tres meses que presuntamente murió a manos de su padre quien no soportó escucharlo llorar.
Dijo la funcionaria que se está viendo un incremento de eventos de violencia intrafamiliar, ya que de 10 que se registran, ocho tienen que ver con el consumo de drogas, en este caso el “crystal”.
“El crystal, dijo, no sólo tiene efectos adversos para la persona que lo consume, sino para el entorno familiar y la sociedad en general; además existe un aumento de uso de estas sustancias entre menores de 10 a 13 años”.
En este sentido, pidió a los padres familias acercarse al sistema DIF para poder darles apoyo sobre cómo educar y dar amor a sus hijos.