Llega oleada de menores migrantes de Chiapas y Oaxaca por Nuevo Laredo; lo atribuyen a que sismo dejó pobreza en estos estados

0
276

NUEVO LAREDO.- En lo que va de este año, suman mil 260 niños y adolescentes migrantes protegidos por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en las instalaciones del Centro de Atención a Menores Fronterizos, CAMEF.

Del total, 190 son extranjeros en proceso de retorno a su país, 126 de ellos originarios de Honduras, 43 de Guatemala, 13 de El Salvador y ocho de Nicaragua, informó Candelaria de los Ángeles Espinosa Argüello, jefa del Centro CAMEF.

Mil 70 son nacionales, principalmente de Guanajuato (161), Oaxaca (122), San Luis Potosí (83) y Chiapas (82), entre otros estados

“Hemos visto un incremento en el flujo; con el cambio de Gobierno en Estados Unidos surgió el temor de cruzar, entonces bajó bastante la incidencia, pero conforme ha ido avanzando el tiempo, otra vez empezó a incrementarse, aunque no sobrepasando lo que anteriormente se veía, o sea, se normalizó”, precisó Espinosa Argüello.

Además, empezaron a llegar menores de Chiapas y Oaxaca en mayor cantidad, lo que se atribuye a fenómenos como los sismos que el año pasado afectaron a estas poblaciones.

“No se nos había presentado aquí esa situación, normalmente no venían de esos estados, y últimamente son los estados de donde están saliendo más menores de edad. Mencionan los jóvenes que ha escaseado mucho el trabajo por los desastres naturales, afectó la agricultura y entonces están saliendo de sus comunidades de donde no salían antes”, refirió.

A todos se les apoya con servicio médico y psicológico, porque llegan con muchos problemas, en primer lugar físicos.

“Muchas veces llegan heridos, con espinas, cortados, una ocasión nos llegó un joven atacado por dos perros pitbull al momento de brincar a una ranchería en Estados Unidos, también con enfermedades gastrointestinales, enfermedades infecciosas, dolor de garganta, dolores de cabeza, deshidratación”, detalló la encargada de CAMEF.

Regularmente los menores tienen temor por estar solos en una ciudad que desconocen, les preocupan los problemas que les esperan al llegar a sus lugares de origen, y están desesperados por el dinero que gastaron en su viaje.

Los servicios asistenciales que reciben son hospedaje, alimento, vestimenta, área médica y atención psicológica, así como los trámites para regresarlos en el menor tiempo a su hogar; los nacionales tardan de 1 a 4 días en reunirse con sus familias, porque sus padres o tutores deben cumplir con requisitos legales y documentales para sacarlos del refugio.

En el caso de los extranjeros, el trámite depende totalmente de Migración, y puede ser en un término de tres días a tres semanas aproximadamente.

Actualmente están hospedadas en el Centro CAMEF tres niñas extranjeras, una niña mexicana, 22 jóvenes adolescentes mexicanos y seis familias con 13 niños en total.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!