Llega nuevo párroco al Santo Niño; le encomiendan que templo siga siendo un oasis de paz (VIDEO)

0
286

NUEVO LAREDO.-El nuevo párroco de la Iglesia del Santo Niño, quien tomó posesión canónica este sábado, enfrenta numeroso retos, ya que al estar ubicada en el primer cuadro de la ciudad, está rodeada principalmente de oficinas y negocios, por lo que las personas que la visitan son principalmente migrantes o gente que llega a esta ciudad por el puente internacional número I “Puerta de las Américas”.

El obispo Enrique Sánchez Martínez le dio posesión de la parroquia más antigua de Nuevo Laredo al sacerdote Roberto Garza Urdiales, durante una ceremonia especial a la que asistieron el rector del Seminario, Alejandro Arredondo Martínez, así como los sacerdotes Juan Martín Lugo Galván y José Salvador Rojas Sáenz.

El Obispo dijo que le encomendó al padre Roberto Garza Urdiales que esta parroquia continúe siendo un lugar que  brinde paz y tranquilidad a quienes la visitan, además de organizar actividades en ayuda de migrantes.

“Seguir haciendo de esta parroquia un lugar como un oasis para mucha gente. Yo he visto que entra mucha gente que viene del puente o muchos migrantes, se vienen a estar aquí y pues que sea un lugar agradable, un lugar de paz.

“Le he pedido al padre que organice alguna actividad aquí de ayuda, es cierto que tenemos la casa del migrante y que hay algunas parroquias cercanas que dan desayunos y todo, pero también se podría organizar algo más aquí. Está el jardín más antiguo a una cuadra del puente (internacional) y es un  lugar natural donde llega la gente.  Aparte de eso también debe haber atención  para los enfermos y ese es otro reto para el padre”, expresó.

Comentó que el cambio de párroco lo realizó porque el padre  José Martínez, quien durante más de nueve años estuvo al frente del templo, le pidió su remoción ya que por motivos de su enfermedad ya no podía atender la parroquia. Mientras que el sacerdote Roberto Garza Urdiales estuvo durante dos años a cargo de la parroquia de Santa Elena, ubicada sobre la Lago de Chapala y en la que este domingo se nombró también nuevo párroco.

“Tuve que hacer algunos reacomodos un poco forzados. Veremos más adelante si se necesitan más cambios tendremos que hacerlos”, comentó.

Monseñor dijo estar consciente de que por estar el templo rodeado mayormente de negocios, los fieles que asisten no son numerosos, pero a los que acuden les pidió apoyar al nuevo párroco.

“Les pido que hagan ambiente de comunidad con el Padre. El padre Beto tiene un gran carácter, una forma de recibir a la gente con mucha naturalidad y mucho cariño.

“Y a la gente de Santa Elena gracias porque estuvo el padre ahí unos dos años, pero pues se necesitaba también que él viniera a este lugar y a la gente de Santa Elena les llega su pastor también, muy trabajador y muy organizador para lo que se necesita en Santa Elena”, agregó.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!