La pluma profana de El Markés

0
126

Un tumor sin freno

No hay peor enemigo de un mexicano, que otro mexicano.

A últimas fechas nos hemos enfrentado a un sinfín de situaciones en las cuales los tumores más malignos son los que se han formado a causa de las propias actitudes que como seres humanos tenemos. El tiempo no nos ha enseñado nada. Criticamos el nazismo, pero vemos de reojo al indígena, al que tiene un puesto más bajo que nosotros en la empresa. Creemos que nuestro nivel de licenciatura nos hace más poderosos o de una valía mucho mayor a quien cada mañana mantiene los sanitarios limpios. La crueldad que supura de nuestra alma muchas veces es deshonrosa. No medimos ni nuestros pensamientos como tampoco nuestras palabras.

Gabriel Ricardo Quadri de la Torre, excandidato fracasado en la contienda política por la silla presidencial en las elecciones del 2012 y Gilberto Lozano, un desconocido que saltó a la fama por revoltoso, han creado y apoyado a un par de grupos subversivos y de apariencia de apoyo a la sociedad contra lo que han llamado una tiranía nacional comandada por Andrés Manuel López Obrador.

Quadri ha hecho de TUMOR (Todos Unidos contra Morena), un movimiento que no es más que una justificación para dar oportunidad a la sociedad que lo compone a delinquir. Gilberto Lozano, que aunque no es fundador de FRENAA (Frente Nacional Anti Amlo), pues esta fue creada por Pedro Luis Martin Bringas, ha tomado parte activa en una colectividad igual de belicosa que TUMOR. Disfrazadas de propósitos supuestamente a favor de un México excesivamente golpeado por la desigualdad, ambas compañías delictivas van convenciendo a una turba de acarreados de que sus deseos por derrocar al actual presidente de México es justo.

FRENAA es una agrupación de actitudes frenéticas, delirantes, rabiosas, energúmenas, y todos los sinónimos que se le unan. Las personas que lo componen literalmente son zombis de una mente que los controla. Está compuestas por gente sin voluntad propia pues son movidas por un mecanismo de convencimiento a un bajo nivel. Curiosamente quienes lo conforman no tienen una idea clara de lo que hacen, si la gente grita ellos grita, si de atacar se trata, atacan… y es que Lozano es un cabecilla que conforme pasan los días se convierte en esos payasos de las redes sociales que se miran por morbo y no por sus negros ideales.

Por años nuestro país se ha visto inmerso en una laguna cenagosa en la que sus ciudadanos se bañan sin darse cuenta de su putrefacción. La nación entera se ha visto manipulada por una serie de personajes que por años pusieron la rodilla al cuello del pueblo. Y es que es curioso el saber que aunque por primera vez desde que México es México, existe un gobierno dispuesto a poner las cosas en su sitio, castigar a los culpables y pone tras las rejas a quienes con alevosía y muchísima ventaja, escupieron en el rostro de los mexicanos, muchos se opongan a ello. Sí, existen miles dispuestos a seguir protegiéndolos, cientos de mexicanos que prefieren seguir viendo el aparador colmado de panecillos calientes y dispuestos para los de arriba mientras que ellos, los de abajo, solo reciben y se conforman con aceptar el olor.

Hoy el mundo está pasando por una crisis de salud ante la que nadie estaba preparado, nadie, ni siquiera la medicina con todos sus avances y mucho menos los políticos y todas sus legislaciones. Hoy son tiempos ya no solo de precauciones, también de reconciliaciones, de saber que ante la terrible realidad que nos abate, existe la confianza en que se saldrá adelante en medio de la furia que parece aniquilarnos.Cada día nacen humanos, lo cual es una señal de que la vida seguirá, de que la enfermedad será un recuerdo doloroso, un mal sueño del que muchos no pudieron despertar.

El escritor irlandés George Bernard Shaw, dijo que las epidemias han tenido muchísima más influencia en la vida del hombre que los gobiernos más notables. Cosa muy cierta. Hoy, en medio de esta terrible pandemia hemos aprendido que la vida no nos es asegurada, que de la noche al amanecer podremos estar convertidos en cenizas y que las metas, sueños o anhelos pueden quedarse en el aire sin cumplirse. Hemos aprendido a base del miedo y de ver día con día la cantidad enorme de personas que se han convertido en una cifra, que el amor es valiosísimo, que los abrazos que nunca dimos no volverán, mucho menos los besos y los apretones de manos. Hoy el destino nos ha mostrado lo frágiles que solemos ser.

No hay peor enemigo de un mexicano, que otro mexicano, ya se dijo al inicio. Seamos menos Quadris, menos Lozanos, menos enemigos de nuestra propia patria… seamos lo que debemos ser, a lo que fuimos llamados y predestinados, esto es, seres humanos con una valía importante, un brillo seguro, un candil de casa y de calle, un fulgor perfecto en nuestra personalidad, personas de bien, seres que contagien el ánimo y rachasen la maldad. Hoy por hoy sepelea contra la corrupción, y eso es muy válido. Todos podemos darle combate y es una convicción que debe sobresalir por férrea y noble. Adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!