“La ballena azul de las 4:20 am”

0
676

“¿Qué más da? Tengo trece años y nadie parece darse cuenta de que estoy aquí─ Se dice Amalia mirando con cautela su celular al andar por la complicada azotea de su casa. Son las 4:15 am y un respingo le aturde el espíritu. Repara en su editada foto de perfil y su medio mechón rubio cubriéndole una parte del rostro. Descalza y al borde del techo mira la infinita profundidad de la noche, tanperpetua como su dolencia de saberse siempre desolada, desierta, vacía y varada en un punto x de su vida, encallada como un barco desorientado y sin velámenes, como una ballena entorpecida por el extravío y el abandono, sin nadie dispuesto a escucharla decir que no puede más, que ya no, que ya no quiere ir a ningún lado después de venir de ningún otro. Un suave viento le arrastra los lisos cabellos al sur. Cierra los ojos, inhala la humedad de la noche y abre sus amplios brazos de múltiples cicatrices. Escucha muy calladamente la música de Kudaisaliendo de su celular… «Déjame gritar, no hay vuelta atrás, qué importa ya… llegar hasta el final, escapar y despertar sin saber del tiempo, quiero respirar sin nunca regresar, sólo quiero encontrar un día de paz»… la letra le rasga el corazón y piensa en la indiferencia multitudinaria de todos. Las lágrimas comienzan a resbalar por sus mejillas, pero no es tiempo de acobardarse, la vida es un derecho, no una obligación, deben darnos paz y dejarnos decidir qué hacer con nuestra vida, así le había dicho el administrador.Amalia de alma azul abre sus manos y seguidamente se lanza tras el viento justo a la hora acordada, las 4:20 de la madrugada… al caersiente la abrupta pesadez del aire pegándole en el cuerpo lograndopor fin algo por sí misma.”

No hace mucho comencé a escribir la historia de Amalia Jovellanos, una jovencita de quién sabe dónde y de quien sabe cuándo.Como muchos otros vivía oculta en la oquedad de una montaña que era ella misma y todos sus pesares de joven incomprendida. Como ella no hay cientos, hay millones por todo el mundo. Jóvenes que vemos andar por las calles, cabizbajos, somnolientos, pensativos. Cuando van acompañados bromean y juegan, cuando van solos solo miran el suelo, como arando la tierra tratando de encontrar respuestas a la vida. No, no son ni alharacas ni terquedades de la edad. Son jóvenes en una situación por demás comprensible que de un modo u otro han sido emocionalmente afectados por algún daño físico o emocional.

La mayor parte de la gente mayor vive sumergida en un trajín de ocupaciones sólo viendo en una sola dirección, la suya propia y su lucha imperiosa por mantener todo bajo control, aunque en dicha tarea los que más importan se vayan desperdigando. Surten materialmente a sus vástagos en su afán de mantenerlos contentos olvidándose del afecto, el acercamiento, un abrazo o un momento de conversación.Los jóvenes conangustia, hundimiento emocional, perturbación bipolar o intranquilidad nocturna, todo causado por factores como la desunión familiar, mudanzas, un padre que cambia de domicilio por trabajo, ir a la guerra o dificultades financieras son los más propensos a ser arrastrados por alguna manipulación externa y por ende, al suicidio.

Hoy nos alarmamos por la gran cantidad de niños migrantes. Lo que muchos no sabemos es que un porcentaje escandaloso de estos pequeños, van en busca de un padre o a una madre que se les ha ido. Ingenuamente creen que darán con ellos apenas cruzando la frontera. No caemos en la cuenta que así como muchos de estos niños migran en busca de algo, así muchos de nuestros adolescentes emigran hacia un nivel de emociones que no encuentran en casa ni en las personas con quienes conviven a diario. Se topan de continuo con hermanos violentos y padres injuriosos. Día con día les restriegan en la cara sus maneras diferentes de ver la vida, sus modos de vestir y juzgan agresivamente hasta sus gustos musicales.

Hablar del ruso Philip Budeykin, creador del Grupo de la muerte en la red social VKontakteque a últimas fechas se ha vuelto tan popular por llevar al suicidio a una cantidad muy notable de jóvenes, es algo que mucho debemos tomar en cuenta. El jovenestudiante con carrera trunca en psicología y detenido por su vinculación al reto de la ballena azul, dijo:

“Mi tarea es limpiar nuestra sociedad de gente y residuos biodegradables que no tienen ningún valor”.

El juego tiene por objetivo la muerte a base del cumplimiento de una serie de retos. De cuando en cuando se injerta en dicha líneadesafíos cargados de adrenalina. Bien podría ser caminar por las vías del tren, posarse en el filo de una azotea o sobre un puente, todos a las 4:20 de la madrugada. Ninguno de estos retos lleva consigo el culminar la acción como ser atropellados o caer al vacío, no en ese momento. La idea es perder el miedo y llegado el momento de cumplir el objetivo final, el alma debilitada del joven accione sin remordimientos aquello que lo hará sentirse liberado.

Según Budeykinlos suicidas de la ballena azul “murieron felices” porque alcanzan aquello que no tienen en la vida real: “Comprensión y comunicación”. De las 130 personas muertas por la ballena azul, Budeykin solo admite 17 y remata diciendo: “Las otras se suicidaron después, sin mi influencia directa”.

Durante la pubertad todos quieren ser protagonistas, ser parte importante en los eventos públicos y ser el alma de la fiesta, por eso hoy pongámonos un reto, hagamos posible que sean el alma de nuestras vidas, de nuestra familia y de nuestra sociedad. Es tiempo de ser como Jonás y dejarnos llevar por esa otra ballena, la que viene de lo espiritual y que sólo quiere llevarnos en su vientre para darnos una lección de vida.No esperemos que den las 4:20 de la madrugada y que mientras dormimos, nuestros hijos trepen la azotea de su abandono y digan: ¿qué más da? Tengo trece años y nadie parece darse cuenta de que existo… y se lancen al vacío…Adieu.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!