Inaceptable, gordo e irrespetuoso calificó Codesal a Paco Chacón, el árbitro de la polémica en el Clásico

0
69

Para Edgardo Codesal, las acciones de Francisco Chacón durante el Clásico Nacional de la Copa MX, fueron un insulto para todos los árbitros y que el castigo para el silbante debe de ser una suspensión de “seis meses o un año”.

“Me pareció absolutamente fuera de lugar. En mi vida profesional nunca había visto a un central burlándose así de un técnico. Fue una completa falta de respeto”, dijo el exsilbante vía telefónica a EL UNIVERSAL Deportes.

El uruguayo ya ha trabajado con el veterano y recordó una conversación. “Me dijo que iba a retirarse cuando le quitaran el gafete internacional. Sin embargo, ahí sigue, sin gafete y volvió a engordar”.

A pesar de que ya se abrió un expediente para investigar la burla de Chacón sobre Miguel Herrera, entrenador del América, Codesal agregó que la actitud del hombre de negro daña la imagen de todos los colegas.

“Es la máxima autoridad en un estadio, no puede comportarse así. Tiene todo de su lado. Ha perjudicado a todo el gremio”, comentó el también exdirectivo de la Comisión de Árbitros.

Ayer, durante los cuartos de final de la Copa MX, entre América y Guadalajara, Francisco Chacón se burló de las reclamaciones del Piojo y, en una toma del encuentro, se pudo observar al silbante decir “A mí me vale madre… todos me la pelan”.

Si Codesal todavía estuviera al frente de los hombres de negro, ya lo hubiera suspendido.

“Espero que la Comisión de Árbitros tome cartas en el asunto. Esto no puede quedarse en una multa”, subrayó.

El sudamericano reconoció que pitar un Clásico no es algo fácil, mas se necesitan pantalones y mucha disciplina para lograr un buen trabajo en un partido tan complicado.

“Primero que nada, uno es ser humano, pero antes de eso debe de estar capacitado para saber controlarse. Uno debe de aguantarse lo que le digan, hay ocasiones que los jugadores sí se exceden, pero no puedes ponerte al mismo nivel”.

En el Reglamento de Sanciones, Artículo 43, inciso A, indica que si el silbante “falta al respeto al público, jugadores, integrantes de cuerpo técnico y personal autorizado para permanecer en el terreno de juego, será suspendido de dos a seis juegos y pagará una multa de 30 a 90 Umas [2 mil 549 a 7 mil 604 pesos]”.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!