Hombre se queda dormido y le corta la pierna el tren

Le avisaron al velador que esta persona estaba dormido sobre las vías del tren e hizo caso omiso

0
616
Foto: Agencia

Reynosa,Tam.-Un hombre con ocupación de bolero se queda dormido en vías del tren y es arrollado sufriendo fractura en su pierna por lo que pierde la vida quedando desangrado.

El lamentable suceso aconteció alrededor de las 04:30 horas , se dio el reporte al número 066 de emergencias por veladores de la zona centro, quienes indicaron que una persona se encontraba tirada a un costado de las vías del tren con fractura expuesta en una de las piernas, esto a la altura de la calle Benito Juárez a unos metros del tianguis Fidel Velázquez.

Al sitio fueron paramédicos de la Cruz Roja que revisaron a la víctima que presentaba la pierna izquierda destrozada tras ser arrollado por el tren, parte de este miembro quedó incrustado en la base metálica de la vía, al ser examinado informaron que la persona ya no contaba con signos vitales, por lo que procedieron a dar aviso a la autoridades ministeriales para que tomaran conocimiento de la pérdida humana.

Algunas personas que se encontraba conviviendo cerca de lugar comentaron que ellos le avisaron al velador que esta persona estaba dormido sobre las vías del tren, esto sería alrededor de las 03:00 horas, ya que pasaron cerca de esta persona porque cruzaron la calle, por lo que señalaron que esta muerte se pudo a haber evitado si los veladores lo hubieran quitado del lugar pero hicieron caso omiso.

Estas personas identificaron a la víctima como Eusebio Beltrán Quiroz, de aproximadamente 60 años, con domicilio en la colonia Unidos Podemos, al cual conocían mejor como el bolero Don Chevo, que realizaba sus labores en el barrio del central y en las cantinas del alrededor, por ello presumen se quedó dormido porque estaba en estado de ebriedad.

Después de algunas horas acudieron al lugar agentes investigadores de las nuevas unidades investigadoras que tomaron conocimiento de la pérdida humana, acordonaron la escena del crimen para posteriormente realizar el levantamiento y traslado del cadáver para practicarle la necropsia de ley.