Familiares de Maduro buscaban vacacionar durante apagón; Colombia les niega ingreso

0
144

COLOMBIA.- Colombia impidió el ingreso de un grupo de familiares del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que intentaron pasar unos días de vacaciones en suelo colombiano y escapar por unos días de la profunda crisis de subsistencia humana en Venezuela que se agravó desde el pasado jueves por una oleada de apagones, anunciaron fuentes oficiales hoy en Bogotá.

El director de Migración Colombia, Christian Krüger, informó que el familiar de Maduro y otras nueve personas vinculadas al régimen gobernante venezolano fueron rechazados de territorio colombiano por un puesto migratorio, cuando pretendieron entrar con el alegato de que querían pasar unos días mientras en Venezuela se superan los problemas con los apagones.

La decisión fue adoptada ayer en un punto migratorio del departamento (estado) colombiano de La Guajira, en el extremo nororiente de Colombia, que es fronterizo con Venezuela, según el reporte oficial, del que EL UNIVERSAL tiene copia.

argimiro_maduro.jpg

Migración Colombia identificó al primo del jerarca del régimen venezolano como Argimiro Maduro Morán. “Pretendía ingresar con su esposa, sus 3 hijos, su cuñada, el esposo de ésta y los 3 menores de la pareja”, indicó.

“Querían pasar 5 días en Riohacha mientras se restauraba el servicio de energía en Venezuela, pues decían que el calor estaba insoportable”, añadió el informe. Riohacha es capital de La Guajira y es un apetecido centro turístico como balneario sobre el mar Caribe.

Migración Colombia compartió copias de los pasaportes de los cuatro adultos. Aparte de Maduro Morán, figuraron María Antonieta Ceberg Badell, Niccio Gerardo Vargas Escobar y Mariángeles Ceberg Badell. EL UNIVERSAL accedió a los cuatro documentos.

Krüger adujo que “la medida se tomó de manera soberana y discrecional por parte de la autoridad migratoria colombiana”.

“No vamos a permitir que mientras el pueblo de Venezuela muere en los hospitales por falta de energía, personas cercanas al régimen de Maduro ingresen a Colombia a pasar vacaciones evadiendo la realidad de un pueblo que agoniza”, advirtió el director.

“Estas personas que inadmitimos el día de ayer se encontraban dentro de la lista de más de 300 personas cercanas al dictador Maduro que no permitiremos que ingresen o transiten por Colombia libremente”, reafirmó.

La grave situación en Venezuela se complicó aceleradamente a partir de la tarde del jueves anterior, con un apagón nacional que agudizó un caos generalizado que se intensificó en los últimos meses en ese país y afectó de distinta manera a la población venezolana, con deterioro de alimentos y otras dificultades.

Aunque el servicio eléctrico se restableció intermitentemente, la cadena de apagones provocó un fuerte impacto en la infraestructura venezolana, en particular hospitalaria, centros de salud y fuentes de abastecimiento de agua potable, así como en el aparato productivo, las telecomunicaciones y otras actividades cotidianas esenciales y normales.

Restricciones. Colombia, que enfrenta una tensa situación en la conflictiva y porosa frontera con Venezuela, completó el 7 de febrero anterior una serie de restricciones migraciones impedir el ingreso a territorio colombiano de más de 500 miembros del régimen de Nicolás Maduro y a sus familiares.

Krüger anunció ese día que el gobierno colombiano “cancelará” la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) a gobernadores, alcaldes, diputados y concejales oficialistas y a sus familiares.

La TMF es un beneficio para que los venezolanos ingresen temporalmente por tierra a Colombia a abastecerse de medicinas, alimentos y otros bienes de consumo básico para enfrentar la escasez que sufren desde hace varios años en Venezuela.

La medida, que afecta a unas 300 personas, fue precedida por otra orden migratoria en contra de “chavistas” y “maduristas” que Migración Colombia adoptó el pasado 30 de enero.

Krüger anunció a finales de enero pasado que “más de 200 colaboradores de la dictadura” de Maduro “no podrán ingresar a Colombia.

La decisión fue “soberana y discrecional” como parte de las medidas que el Grupo de Lima, del que Colombia es integrante, dictó el pasado 4 de enero en la capital peruana al desconocer a Maduro, a partir del 10 de enero, como presidente reelegido de Venezuela tras aducir que se reeligió en comicios ilegítimos.

Entre otras medidas para estrechar el cerco a Maduro, el Grupo de Lima, creado en 2017 para darle seguimiento a la crisis de Venezuela y formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Guatemala, Honduras, Guyana, Perú, Paraguay y Santa Lucía, acordó impedir el ingreso a sus territorios de autoridades venezolanas.

“Serían más de 200 las personas incluidas dentro de esta lista de posibles inadmitidos por Colombia, dada su estrecha relación y apoyo al régimen” de Maduro, “aunque no se descartó que esta cifra siga aumentando con el paso de los meses”, anticipó Krüger.

Al anunciar la cancelación de la tarjeta, Krüger explicó tras un recorrido por distintos pasos fronterizos que hay más de 300 documentos de ese tipo en poder de alcaldes, diputados, concejales y sus familiares como “personas partidarias de la dictadura” de Maduro.

Tras ratificar es que es una acción “soberana y discrecional” destinada a reforzar las políticas del gobierno colombiano para impulsar una solución pacífica a la crisis en Venezuela, el director general alegó que la TMF es una de las “medidas de flexibilización” que Colombia creó “pensando en ayudar al pueblo venezolano”.

“No tiene sentido que mientras estos migran por hambre y necesidad, los adeptos a la dictadura disfruten de estos beneficios y entren a nuestro país, usando esta tarjeta, para hacer mercado, entre otras cosas”, argumentó.

Colombia es el destino principal de la masiva migración de venezolanos que se aceleró al menos desde 2014 para huir de los severos problemas políticos, socioeconómicos e institucionales de Venezuela y que, según cálculos de organismos internacionales, ya supera los tres millones de personas sin descartarse que se aproxime a los cuatro o cinco millones.

Migración Colombia reportó el primero de febrero de este año que, de acuerdo con un corte al 31 de diciembre de 2018, más de un millón 174 mil venezolanos están territorio colombiano y que, de ese total, cerca del 60% se encuentra en condición migratoria regular.

Problemas. Como escenario de distintos incidentes armados, migratorios y comerciales, entre otros casos, la frontera entre Colombia y Venezuela, de 2 mil 219 kilómetros de longitud, sufrió un agravamiento de las tensiones bilaterales desde agosto de 2015. Venezuela ordenó el cierre del límite por una crisis diplomática, humanitaria y económica entre los dos gobiernos luego de que Caracas denunció la incursión a suelo venezolano de paramilitares de Colombia y expulsó a unos 22 mil colombianos.

Las tensiones limítrofes bilaterales se acrecentaron a partir de que, el 23 de febrero anterior, el régimen de Maduro bloqueó el ingreso, a sangre y fuego, de unas 600 toneladas de ayuda humanitaria procedente de Colombia, en un enfrentamiento entre opositores venezolanos y fuerzas militares, policiales y paramilitares fieles a Maduro.

Los hechos se registraron en varios puntos fronterizos entre el nororiental departamento colombiano de Norte de Santander y el occidental estado venezolano de Táchira.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!