Fallece don Rubén Bazán Ancira, fundador y presidente de Airecable, Inalam, Canal 29 y nuevolaredo.tv

0
980

NUEVO LAREDO.-Este sábado falleció a los 73 años de edad, el empresario y agente aduanal don Rubén Bazán Ancira, fundador y presidente de Airecable, Inalam, Canal 29 y nuevolaredo.tv, y su deceso consternó a la comunidad de Nuevo Laredo y Laredo, Texas.

Originario de esta frontera, don Rubén Bazán estudió en Nuevo Laredo hasta la secundaria, para luego acudir a una escuela militar en Estados Unidos, donde concluyó la preparatoria y luego estudió las carreras de ingeniero petrolero y la de ingeniero industrial en la Universidad Texas A&M,  además de una maestría en Finanzas.

Tuvo una fructífera trayectoria que lo llevó a ser uno de los empresarios más destacados de Nuevo Laredo y Laredo, Texas, con oficinas en diferentes ciudades de México.

Cuando egresó de la universidad, trabajó algunos años en la Ciudad de México, y regresó a Nuevo Laredo en el año 1975 después de que su padre enfermó y tomó las riendas de la agencia aduanal RB Group fundada en 1947 por su padre Rubén Bazán Vázquez, la cual cuenta con oficinas en diversas ciudades.

Junto con su hermano y socio Rodolfo, decidieron diversificarse en sectores como el de comunicaciones con Airecable; en León Guanajuato con Internet Inalámbrico y ganado fino en Estados Unidos.

Airecable era una parte importante de su carrera que inició en el año 1999 y fue la primera empresa que se digitalizó en México. A la fecha, Airecable tiene una fuerte inversión para introducir fibra óptica, y cuenta con oficinas en las ciudades de Piedras Negras y Acuña, Coahuila, y León, Guanajuato.

En el año 2016 fundó el portal de noticias nuevolaredo.tv, que a la fecha es uno de los más importantes de Tamaulipas con más de 244 mil seguidores.

También incursionó en la política como Presidente Municipal suplente en la administración municipal 2013-2016.

A don Rubén Bazán le sobreviven su esposa Sonia Muzquiz de Bazán y sus hijos Rubén III, Sonia Alejandra, Yvette y Vanessa.

Para don Rubén Bazán Ancira la familia siempre fue el centro de su vida, y se mostraba orgulloso de haber inculcado en sus hijos los valores de la verdad, honestidad, decencia, trabajo arduo y el hablar de frente.

Descanse en paz un gran neolaredense y empresario ejemplar de esta frontera.