Denuncian que los obligan a subir al tren en movimiento (VIDEO)

0
2729

NUEVO LAREDO.-Después de la trágica muerte de Javier Castro Hernández, quien laboraba como guardia de seguridad para la empresa Coppsa y murió al caer de un tren en movimiento debido a las acciones que debía realizar en su jornada laboral, ahora los empleados de la misma compañía temen por su vida debido a la pocas medidas de seguridad en su área de trabajo.

Luis Alberto Hernández Castillo, uno de los empleados, pide mejores condiciones de seguridad en el trabajo para él y sus compañeros. Él realiza labores de “amarrador”, es decir, su labor consiste en subir a los vagones del tren para colocar o cortar  alambres que son puestos para la seguridad de la mercancía al interior del furgón.

Asegura que a pesar del riesgo que este trabajo implica, ni la empresa de Seguridad Coppsa ni Kansas City a la que esta presta servicio, han brindado el equipo necesario para mantener la integridad física de los empleados tanto así que se han visto obligados por la preocupación a fabricar sus propias “cuerdas de vida”.

“No brindan nada, por eso yo les digo a todos los compañeros para que nos apoyemos y hablemos todos para tener una defensa, yo mientras me hice mi arnés para protegerme con alambre para tendedero, algo tenía que hacer porque la empresa no da nada”, expresó Hernández Castillo.

Agregó que los empleados son obligados muchas veces a subir a los vagones del tren en movimiento, a pesar de que esto atenta todas las medidas de seguridad.

“Nos da miedo porque no tenemos ningún apoyo, tenemos que hablar ahora porque ya muertos no podemos hablar. Hay que hacerlo ahora que estamos vivos para respaldar a la familia y a nuestros hijos”, expresó Luis Alberto Hernández.

Comentó que la empresa se escuda haciendo firmar a cada trabajador documentos donde se muestran los protocolos de seguridad, sin embargo al momento de la acción los obligan a infringirlos quedando en total desamparo y con la incertidumbre de si ese será su último día de vida.

Los trabajadores se encargan de resguardar los patios del ferrocarril que se encuentran cerca del parque industrial Dos Laredos.

Algunos señalaron ayer que fueron hostigados por personal de Coppsa para evitar que hablaran sobre la situación que enfrentan.

Al acudir a la empresa a solicitar su versión sobre la situación, un representante dijo que no harían comentarios.

Te invitamos a conocer más de esta historia dando clic al vídeo de la parte superior.