¿Brutal golpiza a madre mexicana pudo haber sido evitada por directivos de una institución escolar estadounidense?

0
134

ESTADOS UNIDOS.- La madre de un joven estudiante de 12 años, Verónica Ruiz originaria de Puebla, fue brutalmente golpeada por un adolescente de 13 años, quien acosaba a su hijo, después de que habló con el director de la escuela de niños dotados, Passaic Gifted and Talented Academy, donde ambos menores estudian.

Este acto de violencia ocurrió el miércoles 19 de junio, cuando la madre se presentó a las instalaciones para hablar con el director de la institución, con el fin de informar del acoso que su hijo sufría, del cual ellos sabían y no habían hecho nada al respecto.

El chico de 12 años la tarde del martes 18 de junio le confesó a su madre que un grupo de adolescentes le habían gritado que regresará a su país, cabe mencionar que el joven es nacido en EU, además de que desde hace un tiempo ya era acosado y que sufría amenazas de violencia en su escuela y temía regresar a esta, por lo que la mexicana decidió ir y hacer algo al respecto.

El abogado de la familia, Daniel Santiago informó que la respuesta que encontró la madre por parte del directivo fue indignante y desalentadora, esto pues el admitió que a pesar de ya estar enterado de la situación y que debió haberlos llamado, se ocupó en otros asuntos.

De igual manera este se negó rotundamente a suspender a cualquiera de los agresores, en los que se encontraba el autor de la golpiza, por el acoso cometido hacia el estudiante de raíces mexicanas ya que los demás alumnos tenían el mismo derecho que su hijo a la educación, pero que hablaría con los padres de este y de todos los involucrados, con lo que tranquilizó a Verónica.

Sin embargo, cuando está horas más tarde recogió del colegio a la victima de bullying acompañada por su bebé de un año, a quien llevaba en su cochecito, fueron seguidos por tres de los acosadores, de quienes se percató el chico y se lo hizo notar.

“Mamá, esos son los niños que me estaban amenazando y nos están siguiendo”, informó.

Fue en ese momento cuando un estudiante afroestadounidense propinó un puñetazo hacia el pequeño, a lo que la madre reaccionó y trató de intervenir, pero el victimario la golpeó, sin importarle la presencia del infante de un año, hasta que perdió el conocimiento y huyó dejándola tirada en el suelo.

Esta sufrió una fractura en la cuenca del ojo, moretones, además de una conmoción cerebral y permaneció internada en un hospital local por varios días.

“Este fue un crimen de odio brutal y fue cometido por un niño de 13 años. No sé qué circunstancias podrían dar lugar a que un niño de 13 años tuviera tanto odio en su corazón que cometiera este brutal ataque y dejara a una mujer esencialmente para morir delante de sus hijos sin ningún tipo de remordimiento”, comentó Santiago.

El abogado sostiene que este ataque pudo haber sido evitado su los directivos de la escuela hubieran actuado a tiempo y respondido de manera diferente a la queja inicial de acoso escolar, por lo que presentará una demanda en contra de la escuela en nombre de la familia.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!