Así se ha endurecido el discurso de Peña Nieto a Trump

0
358

CIUDAD DE MÉXICO.- A poco más de cuatro meses de haberlo recibido en privado en Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto y el gobierno mexicano endurecieron este miércoles su posición ante el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
Desde el inicio de la campaña presidencial estadounidense el presidente Peña Nieto dejó claro, primero en Ottawa, Canadá, en el marco e la Cumbre de Líderes de América del Norte, y luego en una visita a la Casa Blanca que México no intervendría en el proceso político de los Estados Unidos.
El 29 de junio, en el encuentro con Justin Trudeau y Barack Obama en la capital canadiense, Peña Nieto arremetió contra el populismo y, a pregunta expresa de una reportera, rechazó que en algún momento hubiera comparado a Trump con Hitler o Mussolini.
Dos semanas después, Peña Nieto es recibido por Obama en la Casa Blanca. En un mensaje a medios en el salón del ala este, el mandatario mexicano ratificó que México no intervendrá en los comicios estadounidenses y que él no haría algún pronunciamiento a favor o en contra de algún candidato.
Ese 14 de julio, Peña Nieto ofreció un diálogo directo a los candidatos Hillary Clinton, del Partido Demócrata, y Donald Trump, del Partido Republicano, a fin de analizar, con cada cual, la relación estratégica construido por ambos países.
El 31 de agosto, de manera sorpresiva, el presidente Peña recibe en Los Pinos a Trump con quien conversa durante más de una hora en privado y expone la importancia de la relación bilateral.
En un mensaje conjunto, Trump insiste en construir un muro que separe a los dos países, por la noche el presidente Peña dice que México no pagará por esa barrera y el magnate señala que México pagará.
Hay silencio hasta el 8 de noviembre. Peña Nieto habla con Trump y lo felicita por su victoria en los comicios del día anterior. El presidente de México ratifica su disposición de trabajar conjuntamente con el próximo gobierno de Estados Unidos.
Este miércoles, a unas horas de que Trump diera su primera conferencia de prensa como presidente electo y ratificara que construirá ese muro y que México pagará por él, Peña Nieto rechazó que nuestro país vaya a aportar recursos para construir esa barrera.
El mandatario mexicano fue más allá: fijó los temas que incluirá México en cualquier negociación con Estados Unidos como la responsabilidad estadounidense de detener el tráfico de armas y dinero ilícito a México, el respeto a los derechos humanos, la defensa de inversiones en México, y protección de empleos generados por el TLCAN, entre otros.
Y delineó las acciones que emprenderá México para expandir su presencia comercial con otras regiones del mundo, privilegiando la relación con Europa, “donde se valora a México”, con Sudamérica, particularmente Brasil y Argentina, así como con los miembros de la Alianza del Pacífico, con la región Asia-Pacífico donde están cinco de los diez principales socios comerciales de los mexicanos y con las naciones de la Península Arábiga mediante fondos soberanos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta